•   Washington, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una veintena de madres inmigrantes de un centro de detención de indocumentados sobrepasaron hoy las dos semanas en huelga de hambre para protestar por su privación de libertad, informó a Efe una organización que se solidarizó con la protesta.

La huelga de hambre comenzó el pasado 8 de agosto entre la mayoría de las madres que viven en el centro de detención para familias inmigrantes del condado de Berks (Pensilvania).

Según indicó a Efe Marvin Hernández, organizador de "Shut Down Berks", las 22 madres que iniciaron la huelga de hambre siguen dispuestas a seguir adelante y "están altas de moral".

Hernández aseguró que los administradores del centro, que es gestionado por el Condado de Berks y el Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), han comenzado a "tentar" a las madres en huelga distribuyendo nuevas comidas.

Asimismo, Hernández aclaró que los médicos están controlando la salud de las mujeres, al tiempo que se aseguran que están hidratadas.

Lo que organizaciones como "Shut Down Berks" (Cierren Berks) piden es que se deje en libertad a las familias, que en su mayoría llegaron al país desde Centroamérica con el contacto de amigos o familiares, con los que pueden estar hasta que se inicie su proceso de deportación formalmente.

Muchas de estas familias provienen de Centroamérica, origen de una oleada migratoria iniciada en 2014 que sobrepasó a las autoridades migratorias estadounidense que tuvieron que lidiar con mujeres y niños, así como con menores que cruzaban en solitario la frontera sur con México.

Activistas de inmigración tienen previsto organizar una propuesta este sábado para pedir que las familias, incluidos niños pequeños, sean puestos en libertad mientras se decide sobre su proceso de deportación o petición de asilo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus