•   Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Fotos en las que una mujer con un pañuelo en la cabeza levanta su túnica ante policías reavivaron con fuerza este miércoles la polémica sobre la prohibición del burkini en algunas playas francesas, llevando al gobierno a advertir contra cualquier tipo de "estigmatización".

Todo lo que pueda significar humillación para los musulmanes es "pan bendito" para los yihadistas: la inquietud aumentaba en Francia ante las disposiciones promulgadas por ciertas ciudades del litoral marítimo del Mediterráneo francés, la elegante Costa Azul, en nombre de la lucha contra el proselitismo fundamentalista.

Las imágenes de ese control policial en una playa de Niza han levantado indignación en las redes sociales este miércoles y relanzado la polémica sobre la prohibición del burkini en varias playas.

El ahora célebre bañador para mujeres musulmanas, que cubre todo el cuerpo, excepto cara, manos y pies, ha abierto un encendido debate no sólo en Francia, sino también en el en el extranjero.

AFPPor su parte, el Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM) mantuvo este miércoles una reunión "urgente" con el ministro del interior Bernard Cazeneuve, ante la creciente polémica. Éste advirtió contra la "estigmatización" y la "antagonización" de la sociedad.

"Ante la situación difícil y crítica que vive Francia tras los trágicos atentados que afectaron profundamente al país, el CFCM pide sensatez y responsabilidad de todos. Necesitamos actos de apaciguamiento y tolerancia" escribió el presidente del Consejo, Anouar Kbibech.

El martes de noche, el diario británico Daily Mail publicó en su página web una serie de fotos -sin lugar ni fecha- en las que se ve a policías realizando un control a una mujer que descansaba en una playa de el Paseo de los Ingleses de Niza, lugar donde fue perpetrado el atentado yihadista del 14 de julio (86 muertos).

La mujer se retiró del lugar bajo la mirada de los policías, sin que quedase claro si lo hizo por orden de los agentes o por su propia iniciativa.

"Humillación", "fascismo"...

El alcalde de Niza, contactado por la AFP, no dio en lo inmediato detalles sobre las circunstancias de este control policial. Pero confirmó que unas 15 mujeres han sido multadas desde principios de semana en las playas de la ciudad debido a la vestimenta que llevaban.

Una madre de familia que fue multada el pasado 16 de agosto porque llevaba un velo, un pantalón y una túnica en una playa de Cannes, anunció el martes que impugnará la multa.

Las imágenes del control policial en Niza provocaron el miércoles una lluvia de reacciones en las se denuncia "una humillación" y "una cacería a los velos".

"Quieren quitarle su ropa. ¡Que se quiten sus uniformes! Policía de la vergüenza", reaccionó Marwan Muhammad, presidente del Colectivo contra la islamofobia en Francia (CCIF).

"Pregunta del día: ¿Cuántos policías armados se necesitan para obligar a una mujer a quitarse su ropa en público?", escribió, indignado, en Twitter el director de comunicación de Europa de Human Rights Watch (HRW), Andrew Stroehlein.

"Es un nuevo fascismo, una nueva Francia... Horrible", tuiteó la militante tunecina Amira Yahyaoui.

En Francia vive la principal comunidad musulmana de Europa (5 millones de personas), por lo que el debate público ha tomado una amplia dimensión.

La actriz estadounidense Susan Sarandon también compartió en Twitter estas imágenes, sobre las cuales escribió: "La policía francesa aplica la prohibición del burkini ordenando a una madre de familia quitarse su vestimenta musulmana".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus