•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente Juan Manuel Santos y las FARC firmarán la paz antes del plebiscito del 2 de octubre, que deberá decidir la suerte del histórico acuerdo alcanzado para acabar el conflicto con esa guerrilla, anunció el gobierno en La Habana.

Las partes todavía no han definido el lugar y fecha exacta para la rubricación final del acuerdo al que se llegó el miércoles con los rebeldes, tras casi cuatro años de negociación en Cuba.

"La firma tiene que ser convenida entre los dos, y estamos en este momento, precisando cuándo lo permiten las agendas, y a partir de ese momento, que de todas maneras será antes del plebiscito, comienza el proceso de desarme" de la guerrilla, indicó Humberto De La Calle, jefe de la delegación oficial de paz.

Aun cuando serán los colombianos quienes con su voto, definirán si aceptan o rechazan el pacto de La Habana, el gobierno y el grupo izquierdista acordaron que firmarán la paz para dar inicio al proceso de desarme que se extenderá por 180 días.

Confiado en un resultado favorable en las urnas, De La Calle insistió en que no "hay espacio para renegociar" el acuerdo en caso de que se pierda el plebiscito, lo que evidencia la disposición de Santos de jugarse el todo por el todo al firmar aun sin conocer el veredicto de los colombianos.

Cese al fuego 

El presidente Santos, ordenó ayer el alto el fuego definitivo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a partir del próximo lunes 29 de agosto, lo que cierra un conflicto armado de más de medio siglo en el país.

"Quiero informarle a los colombianos que como jefe de Estado y como comandante en jefe de nuestras Fuerzas Armadas, he ordenado el cese al fuego definitivo con las FARC a partir de las cero horas del próximo lunes 29 de agosto", declaró el mandatario.

Santos hizo el histórico anuncio en las escalinatas del Capitolio Nacional, adonde acudió para entregar al presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, el texto del acuerdo de fin del conflicto rubricado ayer en La Habana para que el legislativo convoque el plebiscito de refrendación que se celebrará el 2 de octubre.

El alto el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo entre el Gobierno y las FARC es uno de los ingredientes del acuerdo de paz, como parte del punto de "fin del conflicto", que incluye además la dejación de armas por parte de esa guerrilla, que serán entregadas a una comisión internacional, así como su posterior desmovilización.

Santos recordó que cuando se iniciaron las negociaciones públicas con las FARC, hace casi cuatro años, dijo "que no se podía decretar un cese el fuego sino hasta que terminara el proceso" y añadió: "con lo que sucedió ayer donde todo está acordado", se puede declarar el alto el fuego. "Se termina así el conflicto armado con las FARC", subrayó el mandatario.

Piden retirar a las FARC de lista de organizaciones terroristas

PETICIÓN • La Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) calificó hoy de "momento histórico" el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC y pidió a la UE que elimine a la guerrilla de la lista de organizaciones terroristas y apoye económicamente la fase del posconflicto.

La vicepresidenta de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat), la española Marina Albiol, afirmó en un comunicado que, "sin duda, este es un paso necesario e importante para poner fin a la desigualdad, las violaciones de derechos humanos y a la violencia contra los colombianos" tras más de 50 años de conflicto y cuatro años de negociaciones en La Habana.

  • 2 de octubre es la fecha programa para el pesbicito por medio del cual, el pueblo colombiano votará por el acuerdo de paz. 

Albiol subrayó el papel que la Unión Europea puede desempeñar en apoyo a la implementación del acuerdo, al afirmar que el bloque comunitario debe "respaldar esta nueva fase de manera decisiva y eliminar inmediatamente a las FARC de la lista de organizaciones terroristas, así como comprometerse con una asistencia financiera generosa y solidaria".

La UE prestará de hecho apoyo a la ejecución del proceso de paz con un paquete valorado en 575 millones de euros.

Esta ayuda debe centrarse especialmente en el desarrollo rural, el sistema integral para la Justicia, el mecanismo establecido para poner fin al paramilitarismo, la creación de garantías para la participación política y la democratización del sistema político colombiano, sostuvo la eurodiputada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus