•   Bogotá y La Habana  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los colombianos contaron las horas para el inicio a medianoche del alto el fuego bilateral y definitivo con las FARC, una histórica decisión que cierra 52 años de conflicto armado en el país, producto del acuerdo de paz negociado con esa guerrilla en Cuba.

A las cero horas de hoy lunes se producía el silencio de las armas y la suspensión de las hostilidades entre el Gobierno y las FARC, una confrontación que marcó la historia de Colombia en la segunda mitad del siglo XX y comienzos del XXI.

"Nos acostumbramos tanto a la guerra que se nos ha olvidado cómo se siente la paz, cómo se siente ser un país normal", dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante la apertura en Bogotá de la 38 Caminata de la Solidaridad por Colombia.

El líder máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", declaró también ayer el alto el fuego definitivo en vigor a partir de medianoche, y manifestó la "clara y definida vocación por la reconciliación" de la guerrilla, tras el acuerdo de paz con el Gobierno colombiano logrado esta semana.

"Timochenko" anunció el fin de la actividad ofensiva militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en una declaración ante los medios en el Hotel Nacional de La Habana, ciudad que ha sido sede de las negociaciones de paz con el Gobierno colombiano durante casi cuatro años.

"En mi condición de comandante del Estado Mayor Central de las FARC-EP ordeno a todos nuestros mandos, a todas nuestras unidades, a todos y cada uno de nuestros combatientes a cesar el fuego y las hostilidades de manera definitiva contra el Estado colombiano a partir de las 24:00 horas de la noche de hoy", leyó el máximo jefe de la guerrilla.

Aseguró que la guerrilla, "en cese al fuego y de hostilidades desde hace más de un año", recibió con emoción la orden del presidente Juan Manuel Santos, quien el pasado 25 de agosto ordenó a las fuerzas de seguridad colombianas el alto al fuego definitivo con las FARC, que entrará en vigor a las cero horas de este lunes.

"Con mucha emoción preparo el anuncio más importante que me ha tocado hacer en mi vida, ante el mundo y Colombia #VamosPorLaPaz", escribió horas antes del anuncio "Timochenko" en su cuenta de Twitter.

El cese del fuego es uno de los logros más palpables del acuerdo de paz que las partes rubricaron el pasado miércoles en la capital cubana, producto de 45 meses y cinco días de intensas negociaciones para poner fin al conflicto con la guerrilla más antigua y poderosa del país.

Desde el comienzo de la negociación, Santos defendió la tesis de que el alto el fuego debía darse en la fase final del proceso y no al comienzo para evitar que cualquier incidente armado diera al traste con los diálogos en Cuba.

Sin embargo, desde el 20 de julio de 2015, rige el último cese el fuego unilateral de las FARC como medida para generar confianza en el proceso de paz, que fue respondido por el Gobierno con la suspensión de bombardeos  a campamentos de esa guerrilla, lo que redujo de manera considerable la intensidad del conflicto.

"Este periodo de 13 meses continúa siendo el de menor intensidad del conflicto en sus 52 años de historia, en número de víctimas, combatientes muertos y heridos y acciones violentas", señaló en su más reciente informe el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac).

Con la entrada en vigor del alto el fuego quedan pendientes otros pasos del proceso, como la décima conferencia de las FARC, en la que renunciarán a la lucha armada y decidirán su transformación en partido político, que se realizará del 13 al 19 de septiembre en el sur del país.
Igualmente falta la firma protocolaria del acuerdo de paz, en un lugar y fecha por definir, pero que será entre el 20 y el 26 de septiembre, y el plebiscito del 2 de octubre en el que los colombianos dirán en las urnas si aprueban o no lo acordado.

Completados esos pasos, en un plazo de seis meses, es decir en marzo del año próximo, deberá estar concluida la desmovilización de las FARC y los colombianos podrán entrar definitivamente en una era de paz y de posconflicto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus