•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, anunció hoy que evaluará poner fin a los centros de detención para inmigrantes gestionados por empresas privadas y en donde todavía viven parte de los indocumentados centroamericanos que llegaron al país en verano de 2014.

La decisión de Johnson se produce más de una semana después de que el Departamento de Justicia de EE.UU. anunció que acabará con las cárceles privadas del país tras concluir que ese tipo de gestión en los penales acarrea más incidentes de seguridad y desprotección que los dirigidos por la Oficina Federal de Prisiones.

En un comunicado, Johnson anunció que el viernes adjudicó al Consejo de Seguridad Interna (parte del gabinete de la Casa Blanca) la misión de evaluar el cierre de los centros de detención privados para inmigrantes, pero la conclusión del grupo de expertos no se conocerá hasta noviembre.

Según la nota, el Consejo de Seguridad Interna entregará sus conclusiones a más tardar el 30 de noviembre al propio Johnson y a la directora del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), Sarah Saldaña, que encabeza la agencia del Departamento de Seguridad Nacional encargada de los centros de detención para inmigrantes.

El encargado de presidir el Consejo de Seguridad Interna es el juez retirado William Webster, un magistrado que logró convertirse en el director del Buró Federal de Investigación (FBI) entre 1978 y 1987 y en el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) entre 1987 y 1991.

Concretamente, por encargo de Johnson, Webster tendrá que analizar si algunos centros de detención para inmigrantes deben abandonar la gestión privada, de la misma forma que las empresas dejarán de dirigir las cárceles por orden del Departamento de Justicia.

"Específicamente, he pedido que al juez Webster que establezca un subcomité dentro del Consejo (de Seguridad Interna) para revisar nuestra política y nuestras prácticas relativas al uso de instalaciones privadas de detención para inmigrantes y evaluar si esa práctica debe ser eliminada", anunció Johnson en su nota.

En los últimos dos años, numerosas organizaciones no gubernamentales han criticado las precarias condiciones de este tipo de centros de detención privados para inmigrantes.

En ese sentido, la portavoz del Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM, en inglés), Kica Matos, consideró el anunció de hoy "un buen paso en la dirección correcta para poner fin a la práctica inhumana e injusta de detener a los solicitantes de asilo, que en su mayoría son mujeres y niños".

Pero, consideró que el Departamento de Seguridad Nacional debe cerrar "inmediatamente" todos los centros de detención del país y no pararse a evaluar la clausura de las instalaciones gestionadas por empresas privadas, mientras deja abiertos los centros para inmigrantes dirigidos por el ICE.

Organizaciones, como la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano (NHLA, en inglés), ya pidieron la semana pasada el cierre de los centros de detención privados alegando que las empresas buscan beneficios económicos y descuidan las necesidades sanitarias y de seguridad de los inmigrantes. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus