•   Hawai  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Congreso Mundial de la Naturaleza o los "juegos olímpicos" de la conservación, como lo apodaron los altos representantes que asistieron a su inauguración, arrancó hoy en Hawai con una misión: desarrollar un plan lo suficientemente ambicioso para salvar el planeta.

Precisamente de eso va el lema del encuentro que organiza los próximos diez días la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN): "Planeta en la encrucijada".

A él hizo referencia la secretaria de Interior estadounidense, Sally Jewell, durante su intervención en la inauguración.

"Tenemos la obligación moral de actuar a nivel local y colaborar a nivel internacional para proteger nuestros ecosistemas y luchar contra el cambio climático, es el momento de implementar los acuerdos adoptados el pasado año, como el pacto del clima de París", subrayó Jewell.

La secretaria de Interior incidió en que los países deben impulsar la creación de zonas protegidas terrestres y marinas porque éstas son "combustible para la economía" de los lugares donde se encuentran.

Así como "corredores ecológicos entre países, como el que tienen México, Estados Unidos y Canadá para la conservación de la mariposa monarca, ya que la vida salvaje no entiende de fronteras", dijo.

Jewell anunció que la administración del presidente Barack Obama dedicará 40 millones de dólares a proyectos de conservación para hacer los ecosistemas de las islas del Pacífico más resistentes frente a los efectos del cambio climático, como la subida del nivel del mar y el agudizamiento de los fenómenos meteorológicos extremos.

"El cambio climático está alterando ya la estructura y funciones de los ecosistemas, modificando la distribución y abundancia de especies animales y vegetales, limitando la disponibilidad de agua y tierra fértil", subrayó.

Por su parte, el Gobernador de Hawai, David Ige, se mostró orgulloso de que su archipiélago, y por primera vez Estados Unidos, acojan un Congreso Mundial de la Naturaleza que "servirá para construir nuevas alianzas para cuidar de nuestra casa común".

Ige definió Hawai como "la capital de las especies en peligro de extinción" y aseguró que la conservación de las islas que componen este estado "es la base del bienestar de sus habitantes".

El presidente de la UICN, Zhang Xisheng, remarcó que estamos "en una encrucijada porque hemos llevado al límite los ecosistemas", por eso son tan importantes "las decisiones que tomemos en los próximos años".

Con más de 8.500 participantes de cerca de 200 países, representando a gobiernos nacionales, agencias internacionales y ONG conservacionistas, el Congreso Mundial de la Naturaleza "ha logrado atraer a toda la comunidad global interesada en la protección de los ecosistemas", afirmó Enrique Lahmann, director del encuentro.

La gran diferencia entre el Congreso Mundial de Naturaleza y las conferencias de las partes (COP) de la ONU es que las deliberaciones no sólo tienen lugar a nivel de los gobiernos, mientras la sociedad civil es mera espectadora, como ocurre en esas otras citas, ya que en esta ocasión ambas partes tienen el mismo poder de decisión.

La Asamblea de la UICN está compuesta de dos cámaras con el mismo peso, una gubernamental que integra al 20 % de sus 1.300 miembros, y otra no gubernamental, con el 80 % restante.

Ambas cámaras establecerán en este Congreso el programa de trabajo para la conservación de la naturaleza de cara a los próximos cuatro años: "Una serie de acciones que sirvan para influir, alentar y ayudar a las sociedades de todo a conservar la biodiversidad", concluyó Lahmann.

La inauguración del Congreso de la UICN estuvo amenizada por bailes y cantos sobre el origen y la historia de las islas de Hawai y de sus comunidades indígenas, así como con la llegada en canoa de varios dirigentes de las islas del Pacífico para bendecir el encuentro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus