•   Hangzhou  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La saga del incidente protocolar que marcó la llegada de Barack Obama a China el sábado se enriqueció con un tweet sarcástico de la agencia militar de inteligencia estadounidense.

"La gran clase, China, como siempre", se podía leer en el corto mensaje de la Defense Intelligence Agency (DIA), rápidamente suprimido, pero que no escapó a la atención de los fanáticos de Twitter y fue retomado por el Wall Street Journal.

El texto inicial se refería a un artículo del New York Times, que relataba la confusión reinante en la pista del aeropuerto de Hangzhou, donde se celebra la cumbre del G20.

Luego del aterrizaje del Air Force One, no se desplegó la alfombra roja para recibir a Barack Obama al decender del avión y un alto funcionario de la Casa Blanca mantuvo un tenso intercambio de palabras con un miembro de la seguridad china.

Te interesa: China está dispuesta a hablar de derechos humanos con Obama en el G20

Un agente chino impidió a la prensa estadounidense que esperara bajo una de las alas del Boeing 747 a que bajara el presidente.

Una responsable de la Casa Blanca intervino entonces, indicando al agente que se trataba de un avión estadounidense y del presidente de Estados Unidos. El agente chino replicó en inglés: "¡Este es nuestro país, es nuestro aeropuerto!".

El agente también intentó impedir a la consejera para la Seguridad Nacional, Susan Rice, que se acercara al presidente. Se precipitó sobre ella cuando esta quiso pasar bajo el cordón que delimitaba el espacio reservado para el pasaje de Obama.

El presidente Barack Obama destacó el domingo las diferencias entre China y Estados Unidos respecto a los derechos humanos y la libertad de prensa, en respuesta al incidente ocurrido la víspera con los servicios de seguridad chinos.

"Es importante que la prensa tenga acceso al trabajo que estamos haciendo, que tenga la posibilidad de hacer preguntas", declaró el mandatario después del incidente ocurrido en el aeropuerto de Hangzhou entre un agente chino y la prensa acreditada por la Casa Blanca.

"No dejamos atrás nuestros valores y nuestros ideales cuando viajamos", añadió, asegurando que no dudaba en hablar de temas que no complacen a sus anfitriones chinos.

"Cuando abordo temas como el de los derechos humanos, se producen ciertas tensiones que quizás no suceden cuando el presidente Xi se reúne con otros dirigentes", explicó.

ANFITRIÓN PIDE HECHOS

El presidente Xi Jinping, que acoge la cumbre, pidió "medidas concretas".

Xi recibió a cada uno de los jefes de Estado y de gobierno en la cumbre de Hangzhou (este), entre ellos al primer mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, quien realiza su última visita a China como presidente.

El dirigente chino llamó a los líderes de las principales potencias mundiales a tomar "medidas concretas, sin discusiones huecas", en esta reunión que se desarrolla hasta el lunes en medio de medidas de seguridad extremas.

Pekín quiere proyectar una imagen de gran potencia, segura de sí misma y consolidada como segunda economía mundial.

La cumbre se celebra en la turística Hangzhou, convertida en ciudad fantasma durante el encuentro por la decisión de las autoridades de dar vacaciones forzadas a una cuarta parte de la población y mantener así una seguridad máxima.

También cerraron las fábricas de toda la región para garantizar un cielo limpio y sin contaminación durante el foro, y detuvieron a docenas de disidentes para evitar cualquier altercado.

SIRIA Y LOS REFUGIADOS

Sobre la guerra en Siria, Rusia "dio marcha atrás" sobre algunos puntos en las negociaciones que mantiene con Estados Unidos, lo que hace imposible por el momento que las dos potencias cierren un acuerdo de cooperación, anunció el domingo un alto funcionario estadounidense.

Sin embargo, el secretario de Estado estadounidense John Kerry y su homólogo ruso Sergei Lavrov se reunirán nuevamente el lunes por la mañana.

Moscú y Washington, que bombardean de forma separada a los yihadistas en Siria, no logran llegar a un acuerdo sobre el futuro del presidente sirio Bashar al Asad.

El régimen sirio sigue bombardeando a la oposición siria, con el apoyo de Rusia, otro punto de fricción con Estados Unidos.

La guerra en Siria, que ha causado la muerte de más de 270.000 personas, ha obligado a millones de personas ha huir de sus hogares, provocando una crisis humanitaria que ha llegado hasta las puertas de Europa.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió el domingo en Hangzhou, que Europa está "al límite" de su capacidad para acoger refugiados y pidió a la comunidad internacional que tome su parte de responsabilidad.

POLÍTICA O ECONOMÍA

El G20 reúne a las 19 principales economías mundiales (industrializadas y emergentes) y a la Unión Europea, un foro que representa el 85% del PIB mundial y dos tercios de la población del planeta.

La cumbre empezó con buenos augurios el sábado, con el anuncio conjunto del presidente chino Xi Jinping y del estadounidense Barack Obama de ratificar el histórico tratado del clima de París, que podría alentar a otros países y acelerar su entrada en vigor.

Sin embargo no se esperan grandes progresos durante la cumbre en esta y otras cuestiones clave, como el débil crecimiento mundial, en un contexto de repliegue y rechazo a la globalización en muchos países del mundo.

Los problemas geopolíticos, incluyendo la guerra en Siria o las tensiones en el mar de China Meridional, podrían dejar de lado las cuestiones económicas.

China intenta evitar el tema de sus ambiciones en ese mar pero sus vecinos están preocupados por la reciente construcción en la zona de infraestructuras, incluyendo pistas de aterrizaje, en los arrecifes e islotes que reclama Pekín pero que sus vecinos le disputan.

Claves para comprender la cumbre en China

RELEVANCIA • La cumbre de países del G20 que comenzó este domingo en la ciudad china de Hangzhou puede resumirse en cinco puntos clave para comprender su funcionamiento y los temas en juego.

1. ¿Qué es el G20?

El Grupo de los 20 (G20) comprende a 19 países y a la Unión Europea (UE), que representan el 85% de la riqueza mundial y dos tercios de la población mundial. Su reunión anual se centra principalmente en la coordinación de las políticas financiera y económica. Pero también es una gran oportunidad para que los más poderosos del planeta aborden los principales problemas actuales, como las crisis geopolíticas y el cambio climático.

2. ¿Cómo comenzó?

El G20 comenzó en 1999 tras la crisis financiera asiática del año precedente, con el fin de mejorar la coordinación económica mundial. Los grandes países emergentes, como Brasil, China o India, que no son miembros del G7 -los países más industrializados que se reúnen desde los años 1970- se fueron mostrando con el paso de los años en los más críticos del sistema económico mundial.

Al principio, el G20 era una reunión de ministros. Los jefes de Estado y de gobierno participaron por primera vez en 2008, luego de la más grave crisis financiera mundial.

3. ¿Qué se puede esperar en Hangzhou?

El encuentro de los dirigentes es el punto culminante de un año de reuniones entre ministros. Cada uno de los países prepara compromisos sobre una amplia variedad de temas.

Los compromisos asumidos durante las reuniones son tradicionalmente ambiciosos, pero avaros en detalles.

Los expertos estiman que este año es poco probable que el G20 genere resultados serios, en la medida que la actitud general de anti-mundialización complica la tarea de muchos dirigentes para lograr consensos aplicables.

4. ¿A qué ha llegado el G20?

Todo depende de la cuestión. Algunos expertos estiman que es una importante reunión para coordinar políticas económicas y otros consideran al G20 más bien como un foro de discusiones sin salida.

Lo que es cierto es que de estas reuniones sale una larga lista de promesas. El año pasado, por ejemplo, se anunciaron 113 compromisos que iban desde la reducción de las subvenciones a las energías fósiles hasta el aumento de la ayuda para los refugiados.

5. ¿Por qué el G20 es tan importante para China?

Se trata de la cumbre internacional más importante y prestigiosa organizada por China, el país más poblado del planeta y segunda economía mundial.

Desde que el mundo puso su mirada en China en 2008 para ayudar a resolver la crisis financiera mundial, Pekín consideró que el país merecía un papel más importante en el escenario internacional. El presidente Xi Jinping considera esta reunión como una gran oportunidad de mostrar al mundo, así como a sus rivales políticos, que bajo su dirección China es un país poderoso, preparado para asumir un rol más importante para guiar a la economía mundial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus