•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El equipo negociador que representa a la oposición siria expuso hoy en Londres un plan de transición política de tres fases destinado a poner fin de forma pacífica al conflicto en Siria, que dura ya cinco años.

La Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) -grupo que aglutina a las facciones políticas y armadas de la oposición en ese país- detalló su "Visión para Siria" en un encuentro celebrado en la capital británica y auspiciado por el ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson.

Según explicó acerca de esa propuesta el coordinador general de la CSN, Riyad Hijab, ese plan constaría de un primer plazo de seis meses de negociaciones entre la oposición y el presidente sirio, Bachar al Asad, que tendría como base el Comunicado de Ginebra, el documento aprobado en 2012 que estipula la creación de un Gobierno interino en ese país con miembros del régimen y de la oposición.

Ambas partes se comprometerían en este punto a un alto el fuego temporal y permitirían un total acceso humanitario, el levantamiento de los asedios y la liberación de los detenidos.

A esa primera etapa le seguiría a continuación un periodo de transición de un año y medio, que comenzaría con el establecimiento de un organismo de gobierno de transición con poderes ejecutivos plenos.

Según esto, Bachar al Asad abandonaría el poder y se redactaría el borrador de una nueva Constitución, estableciéndose un sistema político democrático y pluralista, según reveló el citado grupo.

El tercer plazo del plan contempla acordar cambios a la Constitución, la aplicación de los acuerdos resultantes del diálogo nacional y la convocatoria de elecciones bajo la supervisión y el apoyo técnico de la ONU.

Según la cadena pública británica BBC, los ministros de Exteriores de los países que forman parte del Grupo de Amigos de Siria, que apoyan a la oposición, analizarán esas propuestas.