•   Naciones Unidas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las potencias mundiales expresaron su indignación ayer ante el nuevo ensayo nuclear norcoreano y convocaron a una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en medio de llamados a incrementar las sanciones.

Los 15 miembros del Consejo se reunieron a las 19H00 GMT para consultas urgentes a solicitud de Estados Unidos y Japón.

"Cuento con que el Consejo de Seguridad se mantendrá unido y tomará la acción apropiada. Debemos romper de forma urgente este acelerado espiral de escalamiento", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El presidente Barack Obama dijo que Estados Unidos impulsará junto a sus aliados de la ONU "nuevas sanciones" contra Corea del Norte, por lo que consideró una "amenaza a la paz internacional".

"Estados Unidos no acepta y no aceptará jamás que Corea del Norte sea (una potencia) nuclear", advirtió Obama.

Corea del Norte afirmó el viernes haber logrado detonar una cabeza nuclear capaz de ser instalada en un misil, un quinto ensayo nuclear denunciado por Corea del Sur como un acto "de autodestrucción" que deja demostrada la "maníaca imprudencia" del dirigente norcoreano Kim Jong-Un.

Este ensayo, el más potente jamás realizado por el Norte, según Seúl, agravará las tensiones en la península en donde las ambiciones nucleares y militares del régimen aislacionista ya fueron condenadas en sucesivas ocasiones por la comunidad internacional que decidió imponerle duras sanciones.

Según la prensa oficial norcoreana, este último ensayo permitió a Pyongyang alcanzar su objetivo: miniaturizar una ojiva nuclear para poder armar un misil.

Búsqueda de indicios 

Las primeras sospechas sobre un nuevo ensayo las emitieron los sismólogos que detectaron un temblor de 5.3 de magnitud cerca del principal sitio de ensayos nucleares norcoreano, en el noreste del país.

El temblor, registrado a las 00H30 GMT, fue señalado cerca de Punggye-ri, el día aniversario de la creación de Corea del Norte, instaurada en 1948.

Te interesa: Gobierno de Nicaragua condena ensayo nuclear de Corea del Norte

"Esta explosión de 10 kilotones era casi dos veces más potente que el cuarto ensayo nuclear y levemente menos que el bombardeo de Hiroshima, que tenía unos 15 kilotones", explicó Kim Nam-Wook de la agencia meteorológica surcoreana.

El ensayo será analizado de cerca por los expertos que intentan determinar si permitió al Norte hacer nuevos progresos y si se trata de una bomba atómica o de una bomba de hidrógeno, mucho más potente. Los analistas se inclinan, según los datos disponibles, por la hipótesis de que se trata de un artefacto clásico.

Si Pyongyang llegase a fabricar una bomba nuclear lo suficientemente pequeña para equipar un misil y reforzar la precisión, el alcance y la capacidad de sus vectores, se acercaría a su finalidad última: alcanzar objetivos estadounidenses.

El análisis será difícil, subrayó Melissa Hanham, experta del Instituto Middlebury de estudios internacionales. "No es realmente posible verificar que se trate de una ojiva compacta a partir de los datos sísmicos", dijo a la AFP.

"Habría que verla en un ensayo con un misil como lo hizo China en los años 1960. Nadie quiere presencia esto. No tienen ninguna forma de hacer eso de manera segura, podría ser el desencadenante de una guerra", añadió.

Japón condenó un acto "absolutamente inaceptable" y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) habló de una operación "muy preocupante y lamentable".

Pyongyang “continuará” 

Desde el primer ensayo nuclear en 2006, el Consejo de Seguridad de la ONU infligió cinco tandas de sanciones contra Pyongyang.  China, de quien las otras potencias esperan que lleve a Pyongyang a la razón, "estará en la posición más delicada", estimó Shunji Hiraiwa, profesor de la Universidad Kwansei Gakuin y especialista de Corea.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus