•   Naciones Unidas, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer unánimemente los detalles de la misión de la organización que apoyará la aplicación de los acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los quince miembros del Consejo respaldaron una resolución que da el visto bueno a la planificación presentada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, incluido todo lo relativo al "tamaño, aspectos operativos y mandato" de la misión.

El texto señala específicamente su apoyo a la propuesta del secretario general para que la ONU se reparta con el gobierno colombiano el coste de las instalaciones y servicios que serán usados conjuntamente por el personal internacional y el nacional.

Además, reconoce la necesidad de un rápido despliegue del mecanismo tripartito de verificación y monitoreo y autoriza a la misión a compartir equitativamente con el Ejecutivo el apoyo requerido para la preparación y la gestión de las zonas en las que se reunirán los miembros de la guerrilla para la dejación de las armas y la desmovilización. Por último, el breve texto da la bienvenida a las contribuciones de los países que han ofrecido observadores para la misión y señala su deseo de ver nuevas contribuciones.

"Felicito al presidente y al Gobierno de Colombia por este acuerdo con las FARC. Es un cambio agradable de la rutina el tener un asunto positivo en el Consejo de Seguridad y tratar un tema en el que el Gobierno del país en cuestión ha venido a nosotros", dijo a los periodistas el embajador británico, Matthew Rycroft, a su llegada a la reunión. Rycroft, cuyo país se encargó de redactar la resolución, destacó que el acuerdo "da al pueblo colombiano lo que necesita: la perspectiva de una paz sostenible".

El representante francés, François Delattre, dijo que el documento aprobado ayer es un "hito" para apoyar la paz en Colombia y subrayó que con él se garantiza que, cuando el alto el fuego entre en vigor, la ONU estará sobre el terreno para vigilar la situación y asegurar que el acuerdo se aplica totalmente.

"Este es un paso adelante significativo para terminar con un conflicto de 50 años", apuntó Delattre, que destacó la unidad del Consejo de Seguridad en este asunto.

El Consejo de Seguridad ya aprobó el pasado enero la creación de esta misión, que formará el componente internacional del mecanismo tripartito para supervisar el alto el fuego, en el que participan también representantes del Gobierno y de las FARC.

La operación contará con unos 450 observadores, en su mayoría latinoamericanos y de los que una parte se encuentran ya sobre el terreno.

El gobierno colombiano y las FARC alcanzaron un acuerdo de paz el mes pasado que pone fin a 52 años de conflicto armado y que se firmará oficialmente el 26 de septiembre en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

El acuerdo, sin embargo, está condicionado a su aprobación por consulta popular en un plebiscito que se celebrará el 2 de octubre.

RESPALDO A LA PAZ

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, destacó ayer que con la aprobación por parte del Consejo de Seguridad de la ONU de la misión que apoyará la aplicación de los acuerdos entre su Gobierno y las FARC "el mundo le dice sí a la paz" del país suramericano.

"Es una señal del mundo entero (...) lo que el mundo entero está diciendo a los colombianos es adelante, los acompañamos en este proceso", afirmó Santos durante un acto oficial en Quibdó, la capital del departamento de Chocó (noroeste).

Según el jefe de Estado, lo que sucedió "tiene una importancia histórica" y supone que "el mundo le dice sí a la paz".

El gobernante indicó que el 21 de septiembre intervendrá en el 71 periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

"Vamos a ir la semana entrante a Naciones Unidas a agradecerle a esa institución", afirmó el mandatario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus