•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estados Unidos y Rusia acordaron ayer prolongar 48 horas el alto al fuego en vigor en Siria desde el lunes pasado, pese a las violaciones "de ambas partes" en conflicto y a la preocupación de Washington por la falta de entrega de ayuda humanitaria a zonas sitiadas, un componente clave del acuerdo.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, acordaron durante una conversación telefónica "extender el cese de hostilidades por otras 48 horas, con el objetivo de que dure siete días", dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner.

Kerry y Lavrov coincidieron en que "pese a informes de violencia esporádica, el cese de hostilidades en su conjunto se está manteniendo y la violencia es significativamente inferior" que antes, agregó Toner en su conferencia de prensa diaria.

"Hemos visto violaciones de ambas partes" en conflicto, aseguró Toner poco después de que un general ruso, Víctor Poznijir, afirmara que los grupos opositores sirios eran los que habían protagonizado el mayor número de ataques y que el Ejército sirio no había respondido al fuego enemigo.

"Igual que Rusia es responsable de presionar al régimen, a nosotros nos corresponde persuadir a la oposición moderada para que también cumpla con el cese de hostilidades", apuntó Toner.

El portavoz reconoció que todavía no ha habido avances en cuanto al acceso de la ayuda humanitaria a Alepo y otras regiones de Siria, e insistió en que tiene que haber un "aumento" notable en esas entregas a lo largo de los siete días que empezaron a contar el lunes.

Sin esa condición, Estados Unidos no estará dispuesto a establecer, después de siete días de tregua, un centro conjunto de operaciones con Rusia para atacar coordinadamente posiciones de los grupos terroristas Estado Islámico (EI) y Al Nusra.

Pese al cese de hostilidades, los convoyes de Naciones Unidas aún no han podido acceder a Alepo al no contar con las garantías de seguridad necesarias, por lo que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó hoy a Estados Unidos y a Rusia a utilizar su influencia para garantizar la entrega cuanto antes de esa ayuda.

El acuerdo con Rusia no convence al Pentágono estadounidense, según el diario The New York Times, que asegura que el secretario de Defensa, Ashton Carter, es muy escéptico sobre el plan para que Moscú y Washington ataquen juntos al EI y Al Nusra.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus