•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Decenas de activistas y padres de familia se lanzaron este viernes a la búsqueda de restos de mujeres desaparecidas cerca del arroyo de El Navajo, donde años atrás se encontraron las osamentas de 28 jóvenes asesinadas.

Este arroyo, localizado en el municipio Práxedis G. Guerrero, en el estado de Chihuahua (norte) es cercano a Ciudad Juárez (norte), fronteriza con la estadounidense El Paso y donde en la década de 1990 se desató una ola de feminicidios.

La caravana de activistas partió en la madrugada desde Ciudad Juárez custodiada por decenas de policías federales y agentes de la policía estatal especializados en investigar casos de violencia contra la mujer.

"Saben que existen restos en esa zona, por eso es la búsqueda, que va a durar tres días de hoy al domingo. Es un cementerio clandestino", comentó antes de iniciar el recorrido José Luis Castillo, padre de Esmeralda, una joven desaparecida y de la que se localizaron dos huesos en la zona del arroyo.

En la búsqueda participan miembros de organizaciones civiles de distritos del norte de México y de localidades fronterizas de Estados Unidos.

"El Navajo posee secretos que se tienen que sacar a la luz. Como ciudadanos tenemos el deber de participar en todo lo que tiene que ver con el bien común", dijo de su lado Leticia Padilla, integrante de la Asamblea Regional Paso del Norte.

Los activistas llevaron palas, picos, rastrillos, geolocalizadores y agua para hidratarse por el intenso calor de la zona desértica.

David Peña, de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, lamentó el deficiente trabajo de la fiscalía estatal, porque en el caso de Esmeralda, explicó, no se tienen evidencias fotográficas ni de video del momento en que se localizaron sus restos, ni se conoce el lugar preciso, pues no quedó marcado.

"Simplemente van caminando y levantan lo que ven a pie de tierra", dijo Peña al subrayar que ellos, con su búsqueda, demostrarán "cómo se hace el trabajo".

Antes del estallido de la violencia ligada al narcotráfico que golpeó duramente a Ciudad Juárez; entre 1993 y 2002 se registraron más de 400 asesinatos de mujeres con alto grado de violencia sexual y física, incluidas mutilaciones, según un recuento de Amnistía Internacional.

Aunque los casos de femicidios han disminuido, se siguen registrando numerosos casos de mujeres desaparecidas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus