•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EEUU, Barack Obama, instó hoy a la mayoría republicana del Congreso a atender las urgencias del país con la aprobación de fondos para afrontar la crisis del virus del Zika, así como con la ratificación de un nuevo juez para llenar la vacante del Tribunal Supremo.

"Los republicanos que dirigen este Congreso no están haciendo su trabajo", criticó Obama en su discurso semanal de los sábados difundido por la Casa Blanca.

El mandatario se unió así a los demócratas del Congreso para pedir a los legisladores republicanos, quienes tienen la mayoría, que "hagan su trabajo", pongan fin a la disfunción en el Capitolio y atiendan con inmediatez las urgencias que afronta el país.

En su discurso, Obama apuntó concretamente a tres asuntos relativos a la sanidad, la justicia y las inundaciones que quedaron pendientes en el tintero de los congresistas antes del receso estival, que finalizó a principios de mes y que fue uno de los más largos de las últimas décadas.

"En primer lugar, aunque hemos estado viendo más y más casos del zika en Estados Unidos, se han negado a financiar nuestros esfuerzos para luchar contra el zika y proteger a las mujeres y los niños", recriminó Obama a los republicanos.

La Casa Blanca solicitó 1.900 millones de dólares para atajar la amenaza del virus, que se transmite a través de la picadura de un mosquito y también por contacto sexual.

Sin embargo, los republicanos del Congreso se negaron a dotar al Gobierno federal de esa cantidad e introdujeron otras disposiciones en el texto presupuestario que los demócratas rechazan.

Asimismo, Obama recordó que todavía el Senado se ha negado a celebrar siquiera una audiencia para considerar al nominado para ocupar la vacante del Tribunal Supremo, Marrick Garland, una situación sin precedentes por el récord de 185 días en el que los senadores han bloqueado el nombramiento del juez.

El magistrado fue designado por Obama para ocupar la vacante que dejó el fallecido Antonin Scalia en la Corte Suprema el pasado febrero.

Sin embargo, los republicanos han insistido en que deberá ser el próximo presidente, que ocupará el cargo en enero del año que viene, quien escoja al candidato a formar parte del Supremo, con lo que desoyen la designación hecha por el mandatario.

"Han hecho que Merrick Garland, un nominado a la Corte Suprema con más experiencia judicial que ningún otro en la historia, espere más tiempo que ningún otro en la historia por la simple cortesía de una audiencia y no digamos por un voto. Todo porque quieren que su candidato presidencial cubra ese cargo", recriminó Obama.

En su discurso, el mandatario también instó a los congresistas a apoyar a las comunidades del estado de Luisiana que han sufrido graves inundaciones y al pueblo de Flint (Michigan), con serios problemas de potabilización del agua.

Obama también mencionó otros asuntos pendientes en el Congreso, como la reforma del sistema de justicia criminal o la ratificación del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), firmado a comienzos de año por Estados Unidos junto con otras once naciones de la cuenca del Pacífico.

"Nada de esto debería ser objeto de controversia. Todo está dentro de nuestro alcance. Estos son los Estados Unidos: nosotros podemos hacer cualquier cosa. Solo necesitamos un Congreso que trabaje igual de duro como trabajan ustedes", concluyó en su mensaje el mandatario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus