•   Miami, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las ordenanzas municipales de Miami amenazan con poner fin al sueño hecho realidad de una sexagenaria de pelo color morado y apasionada de la naturaleza que desde hace una década vive en una casa construida por ella misma en un árbol.

Shawnee Chasser está viviendo una "auténtica pesadilla" desde que hace un año recibió una notificación oficial de desalojo por habitar una construcción "insegura" e "ilegal", según cuenta en una entrevista con Efe en su casa de Byscaine Gardens.

Los últimos 25 años de los 65 que tiene de vida, esta mujer poco convencional, que lo demuestra también con los colores de su pelo, turquesa de la raíz a la mitad de la melena y morado el resto, no ha conocido lo que es una casa común y corriente.

Todos sus hogares han estado al aire libre, el último en alto, entre ramas y hojas, metido de lleno en la naturaleza.

"No sé vivir en lugares cerrados, no es bueno para mí. Es una situación muy desesperante. No sé qué va a ser de mí", dice con lágrimas en los ojos.

Su última casa, la que las autoridades quieren derribar, la construyó con sus propias manos hace diez años sobre un baniano.

La casa cuenta con una habitación, una sala de estar y una cocina y se encuentra en medio de un amplio jardín con piscina, también construida por ella misma.

Chasser regresó a su natal Miami desde California en 1992 y desde entonces empezó a vivir al aire libre junto a su familia, compuesta por ella y sus tres hijos: una hija y un hijo biológicos y una hija adoptada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus