•   Vaticano, Roma  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Francisco denunció "el silencio ensordecedor de la indiferencia" por las víctimas de las guerras, durante una oración por la paz este martes en Asís, centro de Italia.

"Imploran la paz las víctimas de las guerras, las cuales contaminan los pueblos con el odio y la Tierra con las armas; imploran la paz nuestros hermanos y hermanas que viven bajo la amenaza de los bombardeos o son obligados a dejar su casa y a emigrar hacia lo desconocido, despojados de todo", clamó el papa, quien participa en la jornada de Asís por la paz junto con líderes de diferentes religiones de todo el mundo.

El papa permanecerá un solo día en la ciudad del llamado santo de los pobres (San Francisco), durante el cual refugiados de guerras de varios países presentarán su testimonio de lo que es padecer un bombardeo o un saqueo.

"Nos asustamos con algunos actos terroristas, pero eso no es nada con respecto a lo que ocurre en esos países en que día y noche caen bombas, asesinan niños, ancianos, hombres y mujeres", recalcó indignado el papa poco antes de partir hacia Asís, a la que llamó jornada "del llanto por la paz".

El peregrinaje a Asís, a 130 kilómetros de Roma, durará unas pocas horas, y asisten hebreos, musulmanes, budistas, además de cristianos de diferentes iglesias.

La jornada por la paz, organizada en el marco del encuentro internacional titulado "Sed de paz", no sólo reclama el cese de las guerras sino también que la fe no sea utilizada como arma para generar conflictos.

"El islam es la (religión) más afectada por el terrorismo", comentó a la AFP el imán Abdelfattah Mourou, vicepresidente del Parlamento tunecino, quien se encontraba entre los asistentes.

"Estar unidos es la respuesta al terrorismo que quiere dividir. Porque el terrorismo quiere desestabilizar nuestras vidas, quiere llevar violencia a nuestra sociedad", explicó Marco Impagliazzo, presidente de la agrupación católica Comunidad de San Egidio, organizadora del evento.

"Hay mucha sed de paz, la piden los pobres, las víctimas del terrorismo y de las guerras en muchos países del mundo. Queremos ser su voz", afirmó.

Un llamado ecuménico por la paz

Los líderes de las grandes religiones mundiales se reunirán luego en la plaza de San Francisco para hacer un llamado conjunto con el papa Francisco por la paz.

El llamamiento a la paz será entregado a niños de varios países y se mantendrá un minuto de silencio en homenaje a las víctimas.

El pontífice argentino, que en agosto de este año visitó Asís con motivo de los 800 años del llamado "Perdón de Asís", regresó por tercera vez a la ciudad natal del santo italiano que inspira su pontificado.

Durante la visita se conmemora también el 30º aniversario de los encuentros de Asís, inaugurados en 1986 por el papa Juan Pablo II y en los que participan movimientos y asociaciones eclesiales, así como entidades civiles.

Desde el domingo políticos, sociólogos, economistas, obispos, pastores evangélicos, rabinos y jeques debaten sobre economía y desigualdad, medio ambiente, terrorismo, migración, pobreza así como de las revoluciones en el mundo árabe, los desafíos de África, la situación en Siria e Irak, el papel de los medios de comunicación en las guerras, entre otras.

Entre los invitados figuran el arzobispo de Canterbury, Justin Welby; el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I; el patriarca sirio-ortodoxo de Antioquía, Efrén II, y el jefe supremo de Tendai (Japón).

Francisco almorzó en el refectorio del Sacro Convento con ellos, así como con 25 víctimas de la guerra.

"Es un honor para nosotros almorzar con ellos", comentó el sirio Mohanad Zanboua, quien huyó con su familia de su país en 2014 tras "tres años de guerra y terror y haber perdido todo, casa, documentos", dijo.

El pontífice regresará al Vaticano hacia las 19H35 locales (17H35 GMT).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus