•   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Chile refutó hoy las acusaciones vertidas horas antes por el presidente de Bolivia, Evo Morales, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y las tachó de "falsas e infundadas".

En una alocución ante el Consejo, Morales acusó a Chile de violar los derechos de los transportistas bolivianos de múltiples y diversas maneras e indicó que la falta de acceso al mar de su país también vulnera los derechos fundamentales de sus conciudadanos.

"Es muy desafortunado que Bolivia haya utilizado este espacio multilateral que debe velar por la promoción de los derechos humanos en el mundo para denostar a nuestro país con acusaciones falsas e infundadas de supuestas violaciones", dijo en su turno de réplica la embajadora chilena ante el Consejo, Marta Mauras.

"Chile está comprometido con la democracia, el estado de derecho y la promoción y protección de los derechos humanos de todos y todas, incluidos los cientos de miles de migrantes de nuestros países hermanos que pueden dar fe de la acogida que les hemos brindado", agregó la diplomática.

Morales afirmó en su discurso que los "bolivianos sufren un trato denigrante y discriminatorio" por parte de las autoridades chilenas y las acusó de "fomentar la discriminación racial", lo que Chile "rechazó categóricamente".

Asimismo, la embajadora criticó el hecho de que el presidente boliviano hubiese usado el foro del Consejo para hablar de un tema bilateral que les concierne solo a ambos países.

Finalmente, la diplomática dijo que Chile está dispuesta no sólo a resolver cualquier disputa con cualquier país con el diálogo, sino que a restablecer las relaciones diplomáticas con Bolivia.



Bolivia reclama la salida al mar desde hace decenios y hace tres años llevó el contencioso hasta los tribunales al presentar una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), en la que solicita que se obligue a Chile a negociar y concederle un acceso soberano al océano Pacífico, que perdió en 1879.

En septiembre del año pasado, la CIJ se declaró competente para dirimir el fondo de la demanda planteada en 2013 por Bolivia contra Chile.

Ambos países también están enfrentados en La Haya por las aguas del Silala tras una demanda presentada por Chile este año, en la que pide al tribunal determinar si ese cauce es un río internacional que nace en Bolivia y discurre naturalmente hacia Chile o, como alega La Paz, es un conjunto de manantiales cuyas aguas son robadas por Chile a través de un sistema de canalización artificial.

Los dos países no tienen relaciones diplomáticas desde 1962, salvo un paréntesis de 1975 a 1978, por la falta de solución al reclamo marítimo boliviano, si bien mantienen consulados generales en La Paz y Santiago.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus