•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El líder socialista Pedro Sánchez reiteró este lunes que no facilitará un gobierno del conservador Mariano Rajoy en España, e intentará formar un ejecutivo alternativo, pese a los malos resultados de su formación el domingo en las elecciones regionales gallegas y vascas.

"Jamás un 'no' como el 'no' del Partido Socialista al señor Rajoy está más justificado", declaró a la prensa Sánchez.

Según él, es "una evidencia" que Rajoy, líder del Partido Popular, será incapaz de sumar en octubre los apoyos necesarios para sacar adelante su investidura como presidente del gobierno, cargo que desempeña de forma interina desde diciembre.

Sánchez insistió en que el PSOE no debe encontrarse "en una posición subalterna al PP" permitiendo que gobierne, y que por el contrario debe buscar un ejecutivo alternativo con los partidos "del cambio", es decir el izquierdista Podemos y el centrista Ciudadanos.

"Hay que intentarlo, y lo vamos a intentar", insistió.

Con sus 85 diputados, el PSOE es la segunda fuerza en el Parlamento español, muy por detrás del PP (137), que carece de mayoría absoluta y necesita por ello el apoyo de otros partidos para investir de nuevo a Rajoy.

Varios dirigentes socialistas han criticado la posición de Sánchez, y le hacen ver que debería resignarse a estar en la oposición y posibilitar un gobierno conservador, absteniéndose en un futuro debate de investidura.

El líder socialista reconoció por ello que hay un "debate legítimo" en su formación, e indicó que explicará su posiconamiento el sábado en la reunión del comité federal del PSOE, el órgano dirigente de la formación.

Igualmente, ha pedido organizar primarias en el partido el 23 de octubre.

Apenas una semana más tarde, el 31 de octubre, expira el plazo para que se forme gobierno en España. Si no es el caso, se disolverán las Cortes y se convocarán unas nuevas elecciones legislativas.

Éstas tendrían lugar, con toda probabilidad, el 18 de diciembre, y serían las terceras en un año.

El líder socialista Pedro Sánchez reiteró este lunes que no facilitará un gobierno del conservador Mariano Rajoy en España, e intentará formar un ejecutivo alternativo, pese a los malos resultados de su formación el domingo en las elecciones regionales gallegas y vascas.

"Jamás un 'no' como el 'no' del Partido Socialista al señor Rajoy está más justificado", declaró a la prensa Sánchez.

Según él, es "una evidencia" que Rajoy, líder del Partido Popular, será incapaz de sumar en octubre los apoyos necesarios para sacar adelante su investidura como presidente del gobierno, cargo que desempeña de forma interina desde diciembre.

Sánchez insistió en que el PSOE no debe encontrarse "en una posición subalterna al PP" permitiendo que gobierne, y que por el contrario debe buscar un ejecutivo alternativo con los partidos "del cambio", es decir el izquierdista Podemos y el centrista Ciudadanos.

"Hay que intentarlo, y lo vamos a intentar", insistió.

Con sus 85 diputados, el PSOE es la segunda fuerza en el Parlamento español, muy por detrás del PP (137), que carece de mayoría absoluta y necesita por ello el apoyo de otros partidos para investir de nuevo a Rajoy.

Varios dirigentes socialistas han criticado la posición de Sánchez, y le hacen ver que debería resignarse a estar en la oposición y posibilitar un gobierno conservador, absteniéndose en un futuro debate de investidura.

El líder socialista reconoció por ello que hay un "debate legítimo" en su formación, e indicó que explicará su posiconamiento el sábado en la reunión del comité federal del PSOE, el órgano dirigente de la formación.

Igualmente, ha pedido organizar primarias en el partido el 23 de octubre.

Apenas una semana más tarde, el 31 de octubre, expira el plazo para que se forme gobierno en España. Si no es el caso, se disolverán las Cortes y se convocarán unas nuevas elecciones legislativas.

Éstas tendrían lugar, con toda probabilidad, el 18 de diciembre, y serían las terceras en un año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus