•   Tel aviv  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El expresidente israelí y premio Nobel de la Paz, Shimon Peres, se encuentra "entre la vida y la muerte", según su entorno, después de que su estado empeorara este martes, tras sufrir hace dos semanas un accidente vascular cerebral.

Shimon Peres, de 93 años, es el último superviviente de la generación de los fundadores del Estado de Israel, y fue uno de los que participó en los acuerdos de Oslo firmados con los palestinos en los años 1990.

Peres obtuvo el premio Nobel de la Paz en 1994 junto con Yitzhak Rabin y Yaser Arafat "por sus esfuerzos a favor de la paz en Oriente Medio".

Los mensajes de apoyo enviados por personalidades de todo el mundo demuestran el respeto internacional que se ganó tras décadas de carrera política.

Shimon Peres fue víctima de un accidente vascular cerebral (AVC) el 13 de septiembre por lo que fue hospitalizado en el centro Tel Hashomer de Ramat Gan, el mayor establecimiento médico israelí cerca de Tel Aviv, donde fue sedado y conectado a un respirador en cuidados intensivos.

Sus médicos hablaron inmediatamente de estado crítico pero después indicaron que su situación era estable y más tarde señalaron una cierta mejora.

Incluso planearon reducir su asistencia respiratoria y los sedativos para evaluar su reacción.

Pero su estado se deterioró el martes, indicó a la AFP una fuente de su entorno que requirió el anonimato. "Su salud está muy, muy complicada. Sus doctores están preocupados", añadió.

"El presidente está entre la vida y la muerte", reconoció.

Secuelas 'permanentes'

Una portavoz del hospital, Lee Gat, aseguró sin embargo que el martes no había habido cambios, pero añadió que "está en un estado muy, muy grave. Somos menos optimistas".

"Los daños sufridos por el cerebro son permanentes", admitió por primera vez. Hasta ahora, los médicos habían evitado hablar de las secuelas del AVC.

Más de 15 millones de personas en el mundo, sobre todo personas de edad, sufren cada año un AVC, según la Federación Mundial del Corazón, con sede en Ginebra. Unos seis millones de personas mueren de esta patología, que se produce cuando la circulación de la sangre se interrumpe y el cerebro queda privado de oxígeno y nutrientes. Otros cinco millones padecen diversas secuelas.

Desde el 13 de septiembre, el papa Francisco, los presidentes estadounidense Barack Obama y ruso Vladimir Putin y el exprimer ministro británico Tony Blair enviaron mensajes de solidaridad.

El secretario general de la ONU Ban Ki-Moon le deseó "una rápida y completa recuperación", añadiendo que Peres era "un trabajador incansable en busca de la paz entre israelíes y palestinos".

Un sabio de la nación

Peres, pese a haber participado en las grandes batallas de la corta historia de Israel, y en sus agudas controversias políticas, se ha forjado la imagen de un político consensual, considerado como un 'sabio' de la nación.

Fue ministro en numerosos gobiernos, asumió en varias ocasiones el cargo de primer ministro y, después, el de presidente del Estado de Israel de 2007 a 2014. Prácticamente ocupó todos los cargos de alto nivel en el país, desde la Defensa, pasando por las Finanzas y también la política exterior.

A sus 93 años ha seguido siendo una figura muy activa a través de su Centro Peres para la Paz, que promueve la convivencia entre judíos y árabes.

En una ocasión reveló que el secreto de su longevidad consistía en hacer gimnasia todos los días, comer poco y beber uno o dos vasos de buen vino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus