•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Por dos décadas la exmiss Universo venezolana Alicia Machado amenazó con callarle la boca a Donald Trump y sus humillaciones. Pero fue Hillary Clinton quien la ayudó a vengarse del magnate y a convertirse en una inusitada protagonista del debate presidencial en Estados Unidos.

En los minutos finales del tenso duelo verbal entre los dos aspirantes presidenciales la noche del lunes, Clinton sacó a colación la experiencia de Machado para ejemplificar el trato del ostentoso millonario hacia las mujeres.

"La llamó 'Miss Piggy' (Cochinita) y 'Miss Mucama' porque es latina. Donald, ella tiene un nombre. Su nombre es Alicia Machado", dijo Clinton.

"Se convirtió en ciudadana estadounidense, y te apuesto a que votará en noviembre", apuntó.

Trump pareció sorprendido por la acusación. "¿Dónde conseguiste esto?", preguntó tres veces.

En el primero de tres debates presidenciales, Clinton y Trump desplegaron su contrastantes temperamentos en un show televisivo observado por 84 millones de espectadores y que la demócrata dominó, según los principales analistas políticos.

Pero algunos en Twitter se entretenían con la desprevenida mención de la modelo y actriz de 39 años en el principal evento de la campaña presidencial estadounidense.

Más: Los ruidos nasales de Trump durante el debate se hacen virales

"¿Quién ganó el debate? Alicia Machado", bromeó en Twitter uno de sus fanáticos.

 "Absolutamente la peor" 

En vez de ignorar la polémica, Trump, que hasta el año pasado era copropietario del concurso Miss Universo, redobló en sus críticas, insistiendo que Machado fue "absolutamente la peor" Miss Universo. "Engordó mucho y era un verdadero problema", dijo el martes a la cadena Fox News.

En el debate, el magnate volvió a enfrentar el escrutinio público por su tratamiento de las mujeres. "Este es un hombre que ha llamado a algunas mujeres cochinos, babas y perros", dijo Clinton. Alicia Machado

Poco después, la campaña de Clinton difundió por internet un video en el que Machado relata que tenía miedo y se sentía intimidada por Trump.

"Me gritaba. Me decía 'Te ves fea' o 'Te ves gorda'", cuenta, acusando al postulante republicano de guardar "muchos rencores" y manifestar "un profundo racismo".

Machado, que exhibe en redes sociales su nuevo pasaporte estadounidense, tachó en Twitter a Trump de "rata nazi" y dio su apoyo a la demócrata: "@HillaryClinton arriba!".

En una conferencia telefónica el martes, la antigua Miss redobló su desprecio hacia Trump, señalando que no fue completamente compensada por su trabajo en la organización.

"Quizás él no recuerda a la muchacha de 18 años que insultaba, que ofendía, a la que maltrató miles de veces en un año. Pero yo siempre lo he recordado", dijo.

"Nunca dije nada porque tenía miedo (...) Pero nunca pensé que este hombre se lanzaría para presidente. Esa es la razón por la que ahora me atrevo a hablar un poco más y dar todo mi apoyo a Clinton", añadió.

"La miss más escandalosa" 

Coronada Miss Universo en 1996, Machado era una bella joven pero especialmente descollaba por su carisma y naturalidad. Con escasos 1,70 metros rompía los patrones de altura de las ganadoras de ese certamen.

Poco después subió de peso, y el magnate, que recién había adquirido el concurso, la obligó a someterse a sesiones públicas de ejercicios para adelgazar. Un Trump más joven es visto en el video diciendo que Machado "es una persona a la que le gusta comer".

"Encuentro que en el gimnasio hay más de ochenta reporteros, todos sacando fotos y viendo cómo la cerdita hacía ejercicios", dijo sarcásticamente la exmiss en una entrevista un año después.

"Era una especie de circo, la 'miss Universo gorda', una broma que me costó mucho sufrimiento", dice en el video.

Instantáneamente se volvió famosa, y arrancó una carrera como actriz, cantante y modelo en su país y América Latina.

Luego le siguieron los escándalos -señalada de amenazar de muerte a un juez en 1998- y los gafes, como cuando debió cerrar su cuenta de Twitter al confundir las Coreas con China.

"Ella ha sido la miss más escandalosa de todos los tiempos", dijo a la AFP Orlando Suárez, periodista venezolano especializado en farándula.

Veinte años después, vive en Hollywood y es presentada de nuevo a los medios estadounidenses en medio del evento más visto de la campaña presidencial.

"Ella siempre tiene la suerte de que lo malo termina en un escándalo que la favorece publicitariamente, es la reina de los escándalos, siempre pasa algo que la trae de vuelta", dijo a la AFP alguien que trabajó con ella durante el concurso Miss Venezuela.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus