•   Quito/ Bogotá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La paz en Colombia y el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos han sido "las dos más importantes" noticias de los últimos tiempos en América Latina, consideró ayer el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) Ernesto Samper.

La nueva etapa de relaciones cubano-estadounidenses fue uno de los temas que destacó al intervenir en la apertura del Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP) 2016, pero consideró que en el nuevo camino que han emprendido esos países quedan todavía temas pendientes.

Al hacer esa afirmación el exgobernante colombiano quiso dejar constancia "de que todavía nos deben el embargo y el cierre de Guantánamo", en referencia al bloqueo económico impuesto por EE.UU. a la isla caribeña y a la base militar establecida en su territorio.

El que fuera presidente de Colombia entre 1994 y 1998 recordó que, tras la firma de la paz en su país entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), este domingo se celebrará un plebiscito en el que los ciudadanos dirán "si quieren seguir adelante con la paz o si quieren regresar al pasado con la violencia".

Samper se refirió a "dos expresidentes" cuyos nombres no mencionó y que defienden el 'no' en la consulta popular, una opción que, consideró, supondría "devolver el reloj de la historia a un pasado y a una pesadilla de la violencia de los últimos cincuenta años".

El responsable de la Unasur recordó que el conflicto en su país causó unos siete millones de víctimas, entre ellas cerca de 280,000 muertos y señaló que se invertían unos 23,000 millones de dólares al año en la guerra, por lo que ahora existe el desafío de "trasladar a la paz" esa inversión.

Samper dijo que se siente más identificado con ambientes de izquierda, como el del ELAP, que con la ideología del actual presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pero reconoció lo positivo de los acuerdos de paz que ese gobierno ha alcanzado con las FARC.

En su opinión, uno de los elementos destacables de esos acuerdos es que las víctimas se convierten en el "referente ético" del proceso y se reivindica su memoria. "Lo importante es que se reivindique el derecho de las víctimas a la verdad y a la reparación", refirió, al destacar la necesidad de la "justicia transicional" y la necesidad de conjugarla con la verdad y con la reparación.

INFORMAR SOBRE BIENES

Por otro ladao las FARC deben informar a las autoridades los bienes adquiridos ilícitamente antes de la entrada en vigencia el acuerdo de paz firmado el lunes por el Gobierno y esa guerrilla, informó ayer el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez.

"El patrimonio ilícito acumulado durante el conflicto no se encuentra saneado" dijo Martínez, quien explicó que si los guerrilleros buscan "invertir, transformar, almacenar, conservar custodiar o administrar bienes de origen ilícito, o que tiendan a darles apariencia de legalidad o se legalicen, constituirá el delito de lavado de activos".

Durante una visita a Estados Unidos, a comienzos de este mes, Martínez cerró una "alianza" con las autoridades de ese país para buscar y extinguir el patrimonio ilícito que puedan tener oculto las FARC en el exterior.

De otro lado, el fiscal general dijo que "todo delito que se consume con posterioridad a la entrada en vigor del Acuerdo Final será objeto de investigación, acusación y condena únicamente por parte de la jurisdicción ordinaria".

Igualmente añadió que delitos que se cometieron antes de la entrada en vigencia del acuerdo como el reclutamiento de menores y conservación de plantaciones ilícitas "serán de competencia de la Fiscalía General de la Nación si se prolongan en el tiempo".

Asimismo dijo que la Fiscalía entregará al sistema de justicia transicional los informes que le permitan investigar y juzgar las graves conductas ocurridas con ocasión del conflicto armado y "velará  celosamente porque sea efectivo el derecho de las víctimas a la no repetición".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus