•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El alto comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), Zeid Ra'ad Al Hussein, dijo hoy que el organismo pondrá "atención especial" al cumplimiento de garantías para la protección de los miembros de las FARC que se desmovilicen.

"Pondremos atención especial al cumplimiento de las garantías para la protección de los miembros de las FARC de violencia física y estigmatización", aseguró Al Hussein en una rueda de prensa en Bogotá.

Asimismo, agregó en referencia al exterminio de los miembros de la Unión Patriótica (UP) entre los 80 y 90 que "es de fundamental importancia que no se repitan los deplorables asesinatos que siguieron -y a veces arruinaron- acuerdos de paz anteriores".

Alrededor de 4.000 militantes de la UP, entre ellos su candidato presidencial Bernardo Jaramillo, fueron asesinados en esos años.

Por otro lado, el funcionario afirmó que mantuvo una conversación con el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", a quien le dijo que "seguirá el progreso de los numerosos aspectos de derechos humanos incluidos los acuerdos de paz".

El acuerdo de paz alcanzado entre el Gobierno colombiano y las FARC tras casi cuatro años de negociaciones fue firmado el pasado lunes y será sometido a consulta popular en un plebiscito que se celebrará el próximo domingo.

Al Hussein también manifestó que no "dudará en denunciar, o en intervenir de otras maneras, en el momento en que se ocasione una violación u omisión seria de alguna de las partes".

Sobre el acuerdo de paz, señaló que son "simples términos abstractos que deben traducirse en políticas complejas y trabajo duro en las zonas rurales donde debe apuntalarse el proceso de paz", apostilló.

Además, indicó que las dificultades del acuerdo de paz en la sociedad "serán inmensas", ya que consideró que habrá "drama, malas interpretaciones, retrasos y contratiempos".

"Es importante que las expectativas no sean tan altas, ya que a pesar de que los acuerdos hayan concretado estrictos calendarios y estándares, lo más importante será que todos los esfuerzos hechos mantengan el impulso", añadió.

El alto comisionado apostilló que "el Gobierno y las FARC, todos y cada uno de los involucrados en este proceso, debemos ahora cumplir con nuestro papel. Simplemente no podemos permitir que la situación decaiga y la desilusión se asiente".

Sobre los partidarios del "no" en el plebiscito, estimó que "es un gran error sugerir que el acuerdo ofrece impunidad completa", una de las críticas más habituales de los detractores.

"En la práctica serán las cortes las que determinen la responsabilidad, (...), la implementación de este aspecto del acuerdo será examinado muy de cerca tanto por nosotros como por otras entidades".

Finalmente, Al Hussein aseguró que apoyará "cualquier intento concertado que ponga fin al conflicto entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN)", segunda guerrilla del país.

El pasado 30 de marzo, el ELN y el Gobierno colombiano anunciaron en Caracas el inicio de una fase pública de diálogos de paz, cuya apertura la condicionó el Ejecutivo a la solución de algunos "temas humanitarios", como el fin de los secuestros, que sigue sin resolverse.

El representante de los Derechos Humanos de la ONU concluyó que "las Naciones Unidas, como la mayoría de los colombianos, no quieren otra cosa que una paz exitosa se arraigue profundamente a lo largo del país". 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus