•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cinco militares murieron la madrugada de este viernes cuando decenas de criminales emboscaron un convoy del Ejército en el estado mexicano de Sinaloa (norte) en un ataque que se investiga si fue orquestado por los hijos del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán.

El espectacular ataque, en el que se usaron armas largas y granadas que alcanzaron a incendiar un vehículo militar, se produjo en Culiacán, capital de Sinaloa, cuando los militares trasladaban a un detenido que había resultado herido en un enfrentamiento previo con los uniformados.

Los atacantes era unos 60 y consiguieron rescatar al presunto delincuente, dijo a Radio Fórmula el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez,

"Fueron emboscados, murieron 5 elementos (...) y hay 10 heridos, seis de gravedad, cuatro en quirófano", añadió el gobernador al señalar que ya se realizan las primeras investigaciones.

El general Alfonso Duarte, comandante de la zona militar donde se registró el ataque, dijo que aún no se tiene la certeza de qué grupo criminal pudo ser el autor del ataque pero sostuvo que "es muy probable que sean los hijos de 'El Chapo'".

"El ataque a elementos del Ejército Mexicano en Sinaloa no quedará impune. Los responsables de estos hechos responderán ante la Ley", escribió en la red social Twitter el presidente Enrique Peña Nieto.

Guzmán, que desde una prisión en la fronteriza Ciudad Juárez (norte) enfrenta un proceso de extradición a Estados Unidos, es jefe del cartel de Sinaloa y según analistas dos de sus hijos también forman parte del liderazgo del grupo criminal junto con el veterano narcotraficante Ismael Zambada, alias "El Mayo", el segundo al mando.

Los hijos de "El Chapo", que también estarían involucrados en el crimen, son Jesús Alfredo Guzmán Salazar, quien estuvo secuestrado casi una semana en agosto pasado, y su hermano Iván Archivaldo.

El primer enfrentamiento había tenido lugar en la sierra del municipio de Badiguarato, donde opera el cártel de Sinaloa, y los heridos fueron llevados a hospitales de Culiacán y del puerto de Mazatlán resguardados por militares.

Entre los heridos que dejó el ataque figura un socorrista de la Cruz Roja, cuyo estado sin embargo no es grave.

En tierra del Chapo

El municipio de Badiguarato ha sido la cuna de célebres narcotraficantes mexicanos como el primer gran capo de la droga Rafael Caro Quintero, hoy prófugo, y Guzmán, famoso por sus dos fugas de cárceles de máxima seguridad.

Tras su primer fuga Guzmán estuvo 13 años prófugo hasta que fue detenido en 2014, sin embargo sólo duró preso un año, antes de protagonizar un segundo escape a través de un kilométrico túnel.

Después de su recaptura en enero pasado en la ciudad costera de Los Mochis en Sinaloa, fue recluido nuevamente en el penal del Altiplano y por "protocolo de seguridad" fue trasladado tiempo después a una cárcel de Ciudad Juárez.

Guzmán enfrenta un proceso de extradición a los Estados Unidos donde es requerido por tribunales de Texas y California por cargos de homicidio y narcotráfico. Autoridades estadounidenses estiman que la extradición podría suceder este mismo año.

La familia Guzmán ha sido blanco de distintos ataques en los últimos meses, como el secuestro en agosto pasado de Jesús Alfredo, quien junto con otros cinco hombres fue plagiado por un comando armado cuando cenaba en un lujoso restaurante del balneario Puerto Vallarta, Jalisco (oeste).

De acuerdo con dos oficiales del gobierno de Estados Unidos que pidieron el anonimato por no estar autorizados para dar información, Jesús Alfredo habría sido liberado días después, sin que se sepa con certeza el móvil del secuestro.

Uno de los oficiales dijo que el secuestro parecía tratarse de una acción independiente realizada por miembros de bajo rango del Cartel Jalisco Nueva Generación, cuyos jefes luego ordenaron la liberación del hijo de Guzmán.

Los homicidios, muchos de ellos ligados a la violencia que genera el narcotráfico, han aumentado en México este año, con 14.549 entre enero y agosto, comparado a 12.339 durante el mismo periodo del 2015, según cifras del gobierno federal.

Sólo en agosto se cometieron 2.147 homicidios dolosos, un aumento de 29% con relación al mismo mes del 2015.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus