•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elaborado un plan de evacuación de los heridos y enfermos de Alepo oriental y se lo ha entregado a la oficina del enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

"Nuestra idea es poder evacuar a todas las personas heridas también a los enfermos. La OMS está lista para poder ayudar", dijo en rueda de prensa Fadéla Chaib, portavoz de la OMS.

La portavoz, no obstante, dijo que había recibido confirmación de la existencia del plan hoy mismo y que no tenía detalles del mismo.

"No tengo datos concretos sobre el plan, para cuántas personas, cómo se llevaría a cabo, etc", afirmó y recordó que esas evacuaciones sólo podrían realizarse en caso de que las condiciones de seguridad lo permitan, cosa que no ocurre actualmente.

"Hay que dejar bien claro que las evacuaciones no podrán realizarse mientras no se nos conceda el acceso y se den las condiciones de seguridad necesarias, mientras esto no ocurra no nos podremos mover", agregó.

Asimismo, Chaib no supo responder si el gobierno sirio ha recibido el proyecto o no, pero ha adelantado que la OMS está en contacto con hospitales del oeste de Alepo -controlado por el régimen- y con algunos hospitales turcos para ver si, en caso necesario, podrían recibir a los evacuados.

Alepo oriental -controlado por los rebeldes- está sometido a una intensa campaña de bombardeos por parte del régimen y de sus aliados rusos desde hace tres semanas, lo que ha causado centenares de víctimas.

Según los últimos datos con los que cuenta la OMS, del 23 de septiembre al 2 de octubre, 342 personas han muerto, 106 de ellos niños; y 1.129 han resultado heridos, 261 de ellos menores de edad.

"Pero sabemos que esta cifra es baja y que la real es mucho mayor, dado que sólo conocemos las víctimas registradas por los centros sanitarios", puntualizó.

Con respecto al número de hospitales que aún permanecen en servicio, Chaib dijo que tras los intensos bombardeos, dos de ellos quedaron completamente destruidos, por lo que actualmente sólo hay seis que funcionan de forma parcial, pero que sólo uno de ellos tiene la capacidad de asumir los casos de trauma.

Asimismo, la portavoz explicó que, a pesar de que fue bombardeado hace unos días, el único centro de diálisis del lado oriental ha podido ser reparado y 60 personas "podrán seguir viviendo gracias a las transfusiones que necesitan".

Con respecto al número de doctores que permanecen en la ciudad, Chaib dijo que la cifra sigue manteniéndose en "unos 30" que están trabajando bajo "condiciones heroicas", es por ello que el plan de evacuación incluye también un apartado de apoyo al personal sanitario, aunque tampoco especificó en qué consistiría.

En relación a los bombardeos de hospitales y zonas pobladas por civiles y si esto constituye un crimen de guerra, Rupert Colville, portavoz del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo que este extremo tiene que ser confirmado por un tribunal, teniendo en cuenta los principios de distinción (entre civiles y militares), proporción (si la amenaza justificaba el bombardeo de civiles) y precaución (evitar víctimas civiles).

Colville dijo que tal vez algunos de estos ataques también podrían constituir un crimen contra la humanidad, no sólo un crimen de guerra, si se prueba la intención, pero reiteró que debe ser una corte de Justicia quien lo determine.

Por otra parte, Jens Laerke, portavoz de la OCHA (Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU) dijo que, por ahora, Naciones Unidas no ha recibido autorización del gobierno sirio para poder llevar a cabo misiones de asistencia humanitaria de emergencia durante octubre. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus