•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, cortejó hoy el voto femenino de todas las edades durante un acto de campaña en el estado clave de Pensilvania, en el que criticó los ataques a las mujeres proferidos por su rival, el republicano Donald Trump.

Clinton celebró un acto en los barrios residenciales de la ciudad de Filadelfia junto a su hija Chelsea Clinton y la actriz Elizabeth Banks, coincidiendo con el día del debate entre los aspirantes a la Vicepresidencia, el demócrata Tim Kaine y el republicano Mike Pence.

La exsecretaria de Estado, exsenadora y ex primera dama habló sobre la necesidad de lograr una baja de paternidad pagada y una educación infantil económicamente más accesible para las familias, pero el momento cúspide del encuentro llegó durante las preguntas del público.

Una de niña de 15 años preguntó a Clinton sobre los insultos que Trump ha proferido contra mujeres como la exganadora del concurso Miss Universo Alicia Machado, de origen venezolano y a quien Trump llamó "Miss cerdita" y "miss ama de casa" cuando era propietario de los certámenes de belleza Miss USA y Miss Universo.

"En mi escuela, la imagen del cuerpo es un asunto importante para las niñas de mi edad y he visto con mis propios ojos el daño que Trump ha hecho cuando habla de las mujeres y sobre su aspecto. Como la primera mujer presidenta, ¿cómo enmendaría ese daño y haría entender a las niñas que son mucho más que su aspecto?", preguntó la joven.

Clinton respondió atacando a Trump por proferir insultos que pueden influir en la forma de pensar de las niñas.

"(Él dice) olvida tu mente, olvida tu corazón, preocúpate solo de tu aspecto porque eso es todo lo que importa. Tenemos que oponernos a eso, las mujeres y los hombres, las madres y los padres, maestros, todo el mundo", resaltó Clinton desatando los aplausos del público, mayoritariamente femenino.

"Piensa en ello, mi oponente insultó a Miss Universo. ¿Se puede obtener mayor reconocimiento que ese? Pero no era suficientemente bueno, así que ya no podemos tomar nada de eso en serio", añadió Clinton, que instó a las mujeres y a las niñas a "reirse" de Trump para acabar con "su intimidación".

Tanto Clinton como Trump han concentrado sus esfuerzos en el estado de Pensilvania, dominado por los demócratas desde 1992 y en el que las encuestas se inclinan a favor de la ex primera dama, pero que podría estar en peligro.

Según los analistas, su hegemonía en el estado podría peligrar por el mensaje de Donald Trump, que apela al votante blanco y trabajador del cinturón industrial de EE.UU., del que forman parte Pensilvania, Ohio y Michigan y que ha sufrido el impacto de la reconversión tecnológica y la globalización.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus