•   Baracoa, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El huracán Matthew dejó a su paso por Cuba graves destrozos en el extremo oriental de la isla, con derrumbes de viviendas totales y parciales, postes de electricidad tumbados y carreteras cortadas por las inundaciones, que han incomunicado totalmente varios municipios.

Por el momento las autoridades no han reportado daños personales, aunque de haberlos se prevé que sean mínimos debido a las rigurosas medidas de prevención tomadas durante los días previos a la llegada de Matthew, que incluyeron la evacuación de 1.3 millones de personas.

En Baracoa, una de las ciudades más castigadas por Matthew, las viviendas próximas a la costa amanecieron totalmente derruidas por los vientos sostenidos de hasta 250 kilómetros por hora, con rachas de hasta 300 kilómetros por hora, y olas de varios metros, que superaron en altura a los edificios, según pudo constatar Efe.

En esa ciudad, la primera fundada por los conquistadores españoles hace más de 500 años, en las primeras horas de la mañana trabajaban brigadas de salvamento y la Cruz Roja para rescatar a personas que quedaron atrapadas en pisos altos de edificios, ya que el huracán derribó las escaleras.

Muchos habitantes que no habían abandonado sus casas tuvieron que hacerlo en medio del huracán y trasladarse a viviendas más seguras pero que también sufrieron daños, ya que el impacto de Matthew fue peor de lo esperado, relataron a Efe algunos de los afectados.

En estos momentos, las calles de Baracoa y de otros municipios de la provincia oriental de Guantánamo, donde las lluvias acumuladas alcanzaron los 300 milímetros, se encuentran intransitables por los escombros y el barro acumulado por los estragos causados por Matthew en las diez horas que permaneció sobre territorio cubano.

Otros municipios de la franja costera de Guantánamo, como Imías, San Antonio y Maisí, han sufrido daños semejantes y las fuertes ventoleras han interrumpido comunicaciones y carreteras.

Matthew, el mayor ciclón que arrasa el Caribe en nueve años, salió de Cuba alrededor de las 04.00 hora local (08.00 GMT), ya debilitado a categoría 3 y con vientos sostenidos de unos 200 kilómetros por hora en su tránsito hacia Bahamas y Florida, a una velocidad de 15 kilómetros por hora.

En su desplazamiento hacia el norte, los vientos huracanados de Matthew se sintieron con más fuerza en las provincias de Holguín y Camaguey, adonde se trasladaron las lluvias con niveles acumulados de entre 100 y 200 milímetros, según los últimos boletines del Instituto Nacional de Meteorología.

Aunque el mayor impacto se centró en el extremo oriental de Cuba, la Defensa Civil activó ayer por la tarde la alerta ciclónica en la costa norte de las provincias centrales de Ciego de Ávila, Sancti Spirítus y Villa Clara, que sufren en estos momentos intensos vientos, con ligeras inundaciones costeras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus