•   Miami, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Si el ojo del temible huracán Matthew se mantiene sobre el mar, su capacidad de destrucción en la costa sureste de Florida, a la que se acercará este jueves, en principio puede ser menor, dijeron hoy a Efe varios expertos.

"Si el centro de (Matthew) se mantiene a unas 30 o 40 millas (entre 40 y 60 kilómetros) fuera de la costa de Florida, "las condiciones no serían tan severas", aunque se espera que el ojo "pase lo suficientemente cerca como para generar vientos huracanados", señaló a Efe Roberto Molleda, meteorólogo de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA).

"Todo depende de por dónde pase el centro" de Matthew, de categoría 3, que presentaba en las últimas horas vientos máximos sostenidos de 120 millas por hora (195 km/h), consideró Molleda.

Precisó que es en el vórtice del ciclón o en sus "paredes" donde se registran los "vientos más fuertes" y la mayor capacidad para generar una amenaza que preocupa al experto: la marejada ciclónica e inundaciones que ocasionará Matthew en su asalto a Florida.

"Si toca tierra, ahí van a estar sus vientos más fuertes y la marejada ciclónica", advirtió el meteorólogo de la NOAA, quien aclaró que, no obstante, hay un aviso de huracán" desde la ciudad de Fort Lauderdale, en el condado de Broward, al norte de Miami, hacia el norte hasta Daytona Beach: "En esa zona, en cualquier punto, se esperan condiciones huracanadas", precisó.

Advirtió que los vientos con fuerza de tormenta tropical comenzarán a sentirse el jueves por la mañana en la costa sureste de Florida, para ir gradualmente aumentando su intensidad durante la tarde y, "sobre todo, en la noche" del mismo día.

Los vientos con fuerza de huracán comenzarán a sentirse "primero, durante la noche del jueves, cuando azote la zona de Fort Lauderdale o West Palm Beach", para luego moverse hacia el noroeste y norte y golpear el viernes las zonas de Fort Pierce, Vero Beach y Cabo Cañaveral.

"Toda esta región amenazada por los vientos huracanados podría sufrir serios daños estructurales", alertó Molleda, un vaticinio que comparte el meteorólogo Hugh Willoughby, profesor de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

No obstante, Willoughby afirmó que "el hecho de que el ojo del huracán vaya a estar fuera de la costa es muy buena noticia para nosotros", especialmente para los residentes en el condado de Miami-Dade y el sur del de Broward, expuestos a vientos que, al parecer, serán solo de tormenta tropical.

"Las previsiones de los modelos por computadora muestran, al menos en el sur de Florida, que el ojo del huracán pasará casi con certeza por fuera de la costa", apuntó el profesor experto en la dinámica e impacto de los ciclones.

"Sería una gran sorpresa si el ojo del huracán tocara tierra en la costa", aseveró el experto de la FIU.

En estos momentos Matthew, que perdió algo de intensidad tras haber azotado el martes por la noche el extremo oriental de Cuba, se abate sobre Bahamas, desde donde avanzará luego hacia la costa este de Florida, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU. en su boletín más reciente.

En ese contexto, Willoughby "no espera un impacto catastrófico en el condado de Miami-Dade y quizá tampoco en el resto de la costa estadounidense", aunque sí podrían registrarse "serios daños estructurales" en el centro de la costa este de Florida.



"Hoy es el día para estar ya preparados sin falta. Mañana será muy tarde", alertó, por su parte, Todd Kimberlain, meteorólogo del NHC, con sede en Miami.

Kimberlain señaló que las condiciones meteorológicas "empeorarán el jueves por la tarde", y advirtió que, pese a que no se vaticina que el condado de Miami-Dade sufra el impacto de vientos huracanados, "basta que el huracán se mueva un poco a la izquierda para que porciones" de este condado "sientan las condiciones de huracán, especialmente en el noreste".

"Hay una probabilidad entre cuatro de que partes del condado de Miami-Dade" se vean golpeadas por vientos huracanados, apuntó.

También se mostró muy prudente a la hora de descartar la posibilidad de que haya un impacto directo del ojo en la costa este floridana, ya que, dijo, "no podemos predecirlo. Podría ser. Estamos muy cerca de suceda así", puntualizó. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus