•   Miami, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El poderoso huracán Matthew, que perdió algo de intensidad tras haber azotado el martes por la noche el extremo oriental de Cuba, deja sentir sus efectos sobre Bahamas, desde donde avanza hacia la costa este de Florida, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. En su boletín de las 21.00 GMT, el CNH indicó que Matthew, todavía un huracán de categoría 3, se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de 12 millas por hora (19 km/h) y se encuentra a 205 millas (325 kilómetros) al sursureste de Nassau y a 400 millas (645 kilómetros) al sureste de West Palm Beach, en Florida (EE.UU.). Se espera que el ciclón, que presenta vientos máximos sostenidos de 120 millas por hora (195 km/h), mantenga esta trayectoria en las próximas 24 o 48 horas, por lo que Matthew atravesará el archipiélago de Bahamas hoy, para situarse "muy cerca de la costa este de Florida el jueves por la noche", resaltaron los meteorólogos del CNH, con sede en Miami.

Los científicos predicen un "fortalecimiento adicional" de Matthew en las próximas 48 horas, por lo que se espera que se mantenga como huracán de categoría 3 "o más fuerte" mientras "atraviesa Bahamas y se aproxima a la costa este de Florida".

Alerta

Se ha extendido una advertencia de huracán (paso del sistema en 48 horas) hacia el norte, desde la localidad de Fernandina Beach, en Florida, hasta Savannah River, en Carolina del Sur, así como una advertencia de tormenta tropical para la costa del golfo de Florida, desde Suwannee River, en el norte, hasta Chokoloskee, en el sur. 

El Gobierno de Cuba ha retirado los avisos y advertencias por el paso de este huracán, mientras que se ha anulado el aviso de tormenta tropical para Haití, en donde se han contabilizado al menos nueve muertos. Permanece activo un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) para el norte de Golden Beach hasta los condados de Flagler y Volusia, en la costa noreste de Florida, y el lago de Okechobee, al norte del condado de Miami-Dade. De igual manera, está activo un aviso de huracán para el sureste, centro y noroeste de Bahamas, incluido Inaguas, Mayaguana, Aclins, Crooked Island, Long Cay y Ragged Island. La porción desde Chokoloskee hasta Golden Beach, y los cayos de este estado, desde el puente de las Siete Millas hacia el este hasta la bahía de Florida, se hallan bajo aviso de tormenta tropical. 

Destructivo

El huracán, que ya ha pasado por Haití y Cuba, está causando torrenciales aguaceros, fuertes vientos e inundaciones en las zonas donde tocó tierra, además de peligrosos deslizamientos. El saldo preliminar del paso por Haití del huracán Matthew es de al menos nueve muertos y unos 14,000 desplazados, según los medios informativos locales. Los últimos modelos por computadora muestran una gran parte de Florida dentro del cono de proyección del huracán. Uno de los modelos, el europeo, apunta a que Matthew podría tocar tierra en el condado de West Palm Beach, al norte de Miami, aunque la mayoría sitúa el ojo del ciclón en el agua muy cerca de la costa.

El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió el martes que un impacto directo de Matthew en Florida podría causar una destrucción masiva como no se ha visto en el estado desde el paso del huracán Andrew en 1992.

Por su parte, las autoridades del condado Miami-Dade han pedido a todos los que residan en residencias móviles que consideren una evacuación ante el paso de Matthew.

Todas las autoridades del estado han repetido en numerosas ocasiones a la población la importancia de estar ya preparados con agua, comida y medicinas para unos tres días, ante la llegada de este "monstruoso" huracán, como lo han bautizado los medios. 

Los expertos advirtieron también de la peligrosa "combinación de marejada ciclónica y grandes olas destructivas que pudieran aumentar el nivel del agua del mar" y causar inundaciones en las zonas costeras.

De acuerdo con el centro meteorológico, Matthew, que llegó a tener la categoría 5, es el huracán más poderoso que se ha formado en el Atlántico desde Félix, en 2007, que causó más de 130 muertos a su paso por Nicaragua. En esta temporada de huracanes en el Atlántico se han formado catorce tormentas tropicales, de las que cinco se han convertido en huracanes (Alex, Earl, Gastón, Hermine y Matthew), que han causado al menos 66 muertes, la mayoría de ellas en México por el paso de Earl.

Lea: Matthew amenaza las islas del Caribe

Florida en alerta

Era un lindo día soleado en la costa este de Florida, pero ayer sus habitantes solo hablaban del poderoso huracán Matthew, que amenaza con azotar la región con vientos de 195 km por hora tras su paso por las Bahamas. Pero los floridianos saben qué hacer y sus autoridades responden con rapidez a la emergencia: comienzan a estar disponibles recursos como refugios para personas o mascotas, distribuidores de sacos de arena gratuitos o suspensiones en los cobros de peajes. En la mañana del miércoles, los residentes del condado de Volusia —en el centro de Florida— recibieron en sus celulares la temida advertencia oficial que, con un sonido peculiarmente inquietante, advierte a los residentes de la inminencia de un huracán. "Si usted puede irse antes, hágalo ahora", dijo el gobernador Rick Scott cuando ordenó evacuaciones voluntarias y obligatorias en algunos condados de la costa este de Florida, que será azotada por el ciclón la noche de hoy. Las playas estaban estaban ventosas y vacías, las escuelas y universidades cerradas, los parques temáticos en alerta y comenzaban a verse filas en las estaciones de gasolina, mientras algunos residentes se preparaban para evacuar hacia el oeste.

En Daytona Beach, un balneario turístico 88 km al noreste de Orlando que puede ver marejadas de 1 a 1.5 metros, el agua y los alimentos enlatados comenzaban a desaparecer de los estantes, aunque todavía no había órdenes de evacuación.

"No tenemos miedo, la verdad. Florida ha pasado por esto desde hace años", dijo Rick Basel, un jubilado de 63 años que a las puertas de un supermercado cargaba su automóvil con agua y alimentos suficientes para pasar tres o cuatro días sin electricidad. Pero este estado de calma no quiere decir que los floridianos no estén preparados para subir al ring. En un bulevar frente a la costa playera, Linda Kaplan tapiaba las ventanas de su negocio con los mismos tablones de madera que usó en algún huracán anterior, "tal vez Charley" en 2004, no recuerda bien.

9 muertos y 14,000 desplazados dejó el huracán Matthew en Haití.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus