•   Filipinas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, retó a la agencia de espionaje estadounidense, CIA, a intentar derrocarlo y prometió más asesinatos en una campaña contra el narcotráfico muy criticada por los países occidentales.

En dos exaltados discursos para marcar sus 100 días en el cargo, Duterte sacó a colación repetidamente la idea de que sus oponentes, locales o extranjeros, quieren expulsarlo del poder para tratar de acabar con la violencia.

Aún así, insistió en que no se dejaría intimidar y que su campaña contra las drogas, en el marco de la cual un promedio de 33 personas son asesinadas cada día, no terminaría.

"¿Quieren derrocarme? ¿Quieren usar a la CIA? Adelante", dijo Duterte en un discurso en su ciudad natal de Davao (sur), refiriéndose a la Agencia Central de Inteligencia, mientras cargaba contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y otros críticos.

El mes pasado, Duterte acusó a la CIA de conspirar para matarle, sin precisar más.

Por otro lado, el presidente también criticó a un columnista de un periódico local que advirtió de que podría formarse un movimiento ciudadano para derrocar a Duterte como el "People Power", el término que acuñó la revolución que llevó al dictador Ferdinand Marcos a abandonar el poder en 1986.

"Adelante. Me importa una mierda", dijo.

"¿Seré derrocado? Bien. [Si eso] es parte de mi destino. El destino depara muchas cosas. Si muero, eso será parte de mi destino. Los presidentes son asesinados".

Duterte fue elegido este año tras haber prometido en campaña que erradicaría las drogas ilegales asesinando a decenas de miles de personas.

Desde que llegó al cargo el 30 de junio, la policía ha matado a 1.523 personas y otras 1.838 han muerto en extrañas circunstancias, según datos oficiales.

Un sondeo publicado esta semana que los filipinos aprueban casi de forma unánime los 100 primeros días de gobierno de Duterte.

Sin embargo, grupos de defensa de derechos civiles han advertido que los asesinatos extrajudiciales están fuera de control y que afectan tanto a traficantes como a drogadictos, delincuentes menores y opositores del poder.

Duterte insiste en que la policía sólo mata en defensa propia y que los asesinatos sin explicar se deben principalmente a ajustes de cuentas entre bandas.

El viernes, dirigiéndose a los gobiernos occidentales, Duterte les instó a no pensar que eran más inteligentes que él y que tenía preparadas muchas preguntas en caso de que quisieran interrogarle.

"Si son incapaces de contestar, hijo de puta, que se vayan a casa, animales. Voy a echarlos. No me jodan. No puede ser que sean más brillantes que yo, créanme", declaró.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus