•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se negó ayer a abandonar la carrera presidencial, en desafío a las múltiples voces de su partido que piden la dimisión por sus comentarios denigrantes sobre las mujeres. "Hay cero posibilidades de que vaya a renunciar", afirmó Trump en una entrevista al periódico "The Wall Street Journal", en la que rechazó que su campaña esté "en crisis" y aseguró contar con un apoyo "increíble".

El escándalo, que estalló el viernes tras la emisión de un vídeo de 2005 con comentarios vulgares y lascivos del magnate sobre las mujeres, ha generado una enorme polémica en EE.UU. y ha desatado una tormenta política en el seno del Partido Republicano.

"Yo nunca me rindo, jamás", reiteró ayer el multimillonario neoyorquino en la citada entrevista, después de publicar en su cuenta de Twitter un mensaje que no parecía denotar la gravedad de la situación.

"¡Ciertamente han sido unas 24 horas interesantes!", exclamaba el empresario en esa red social.

La controversia pone contra las cuerdas a Trump a justo un mes de las elecciones del 8 de noviembre para elegir al sustituto del demócrata Barack Obama al frente de la Presidencia.

Para más escarnio, el "bombazo", como llama la prensa estadounidense al polémico vídeo, copa las portadas de periódicos y noticieros en vísperas del segundo y crucial debate presidencial de este domingo entre el multimillonario y su rival demócrata, Hillary Clinton.

Además: Trump a la defensiva previo a segundo debate con Clinton

Lenguaje vulgar

Tanto revuelo ha causado la cinta, que el caso ha eclipsado por completo la filtración el viernes, por parte de la web Wikileaks, de transcripciones de los controvertidos discursos pagados de Clinton, incluidos aquellos pronunciados ante ejecutivos de Wall Street. En el vídeo, que recoge una charla de 2005 entre Trump y el presentador Billy Bush antes de aparecer en un programa televisivo, el empresario, que ese año se casó con su tercera esposa, Melania, utiliza un lenguaje muy vulgar para describir a las mujeres y detalla su fracasado intento de acostarse con una mujer casada.

El magnate inmobiliario se jacta incluso de que su celebridad le permite abusar de las mujeres: "Cuando eres una estrella, te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras (...). Agarrarlas por el coño. Puedes hacer de todo", llega a decir Trump en la grabación, publicada por el diario The Washington Post.

Indignación republicana

La revelación suscitó una avalancha de críticas (demócratas, pero sobre todo republicanas) y el empresario, que ya causó controversia otras veces con sus insultos a las mujeres, emitió un vídeo para pedir "disculpas" pasada la medianoche del viernes.

Sin embargo, la reacción de Trump no aplacó los ánimos de líderes republicanos como el presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU. (tercer cargo político más importante del país), Paul Ryan, quien se declaró "indignado" y canceló la presencia del magnate en un mitin conjunto previsto en su estado de Wisconsin.

El presidente del Comité Nacional Republicano (secretariado del partido), Reince Priebus, y el líder de la mayoría conservadora en el Senado, Mitch McConnell, también condenaron el viernes las palabras de Trump con la divulgación de furiosos comunicados.

La crisis se complicó ayer con un alud de declaraciones de una veintena de legisladores republicanos, muchos de los cuales se juegan su cargo en las elecciones legislativas de noviembre, que exigieron la retirada del empresario de la carrera presidencial.

Te interesa: El actor Robert De Niro llama "estúpido" y "estafador" a Donald Trump

"No nos equivoquemos. Necesitamos un liderazgo conservador en la Casa Blanca. Urjo a Donald Trump a echarse a un lado y permitir al Partido Republicano proponer un candidato conservador como Mike Pence, que pueda derrotar a Hillary Clinton", indicó el senador por Idaho, Mike Crapo, en alusión al compañero de fórmula del empresario.

Pence, gobernador de Indiana y aspirante a la Vicepresidencia de EE.UU., no tardó en pronunciarse sobre el caso, al declararse "ofendido" como "marido y padre" por los comentarios de Trump, si bien mantuvo su apoyo al candidato presidencial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus