•   San Luis, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una de las principales asesoras de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, lamentó hoy que los republicanos que están retirando ahora su apoyo al republicano Donald Trump por sus comentarios sobre las mujeres no se indignaran del mismo modo cuando el magnate criticó a los latinos.

"Una cosa quiero decir de todos los republicanos que ahora están diciendo 'ay no, no quiero a Trump ahora': ¿dónde estaban ellos cuando Trump estaba diciendo cosas horribles a latinos o a mujeres antes, o personas que tienen discapacidades?", dijo a Efe la directora de política nacional de la campaña de Clinton, Amanda Rentería.

"¿O cuando habló de Alicia Machado? ¿Dónde estaban? Y ahora vamos a ver que él quiere hablar de cualquier otra cosa, y nosotros tenemos que decir a toda la gente que no vamos a olvidar que él dijo cosas malas de los mexicanos, o de los inmigrantes, antes de decir esto de las mujeres", añadió Rentería.

Numerosos legisladores republicanos y nombres históricos del partido han pedido la dimisión de Trump o le han retirado su apoyo a raíz de la divulgación, este viernes, de un vídeo de 2005 en el que el magnate hacía comentarios sexuales denigrantes sobre las mujeres.

Rentería no quiso confirmar si Clinton tiene previsto pronunciarse durante el debate sobre el vídeo, al que hasta ahora solo ha reaccionado con un tuit publicado el viernes en el que calificaba de "horribles" los comentarios de Trump.

"Ella está preparada si hay una pregunta de eso, ella está preparada si hay más preguntas de ese vídeo o de su historia personal, pero la verdad es que ella quiere hablar de su visión para este país", indicó la asesora.

La campaña de Clinton tiene la "esperanza" de que en este debate se pueda hablar "de la reforma migratoria" o "de las palabras de Trump" sobre la comunidad latina, como su propuesta de construir un muro en la frontera de México, después de un primer encuentro hace dos semanas en el que no se habló en absoluto de inmigración.

"Ojalá que sí, porque la gente adentro va a preguntar cualquier cosa que quieran, y puede ser que haya un inmigrante adentro, puede ser que haya una de las personas que no están a favor de la reforma", apuntó Rentería.

La asesora recordaba así que el formato de este debate será diferente, y en él todas las preguntas vendrán o bien de las redes sociales o bien de votantes indecisos de la zona de San Luis que estarán presentes en la sala y se dirigirán directamente a los dos candidatos.

"Este modelo de debate no es fácil para ella, pero es el debate que le gusta más, porque puede hablar de los problemas que la gente tiene, puede hablar de la visión de nuestro país. Y es diferente de los otros debates, porque no estás hablando con el oponente, sino con gente directamente", aseguró Rentería.

Aunque el debate es importante, la asesora consideró que todavía lo es más ir "casa por casa para hablar con los votantes" para asegurar que "todos voten" y evitar que pueda ser presidente alguien que ha emitido tantas "palabras de odio" hacia la comunidad latina como Trump. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus