•   Chemnitz  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La policía alemana detuvo este domingo a un presunto cómplice del joven sirio fugitivo, sospechoso de preparar un atentado y cuyo paradero sigue desconocido a pesar de la importante operación para capturarlo por la cual, las autoridades reforzaron los controles en aeropuertos y estaciones.

Sin poder dar con el sospechoso principal, de 22 años y registrado como Jaber Albakr, que escapó por muy poco a la policía el sábado, los investigadores se centran sobre su entorno.

El hombre, que fue inculpado este domingo, también de nacionalidad siria, "es sospechoso de complicidad" en "la preparación de un atentado", indicó a la AFP un portavoz de la policía local.

El hombre había sido detenido la víspera junto a otros dos conocidos del sospechoso, que fueron liberados sin cargos. El supuesto cómplice es el "arrendatario oficial" del apartamento de Chemnitz (este), donde se hallaron el sábado explosivos altamente peligrosos.

El domingo las fuerzas de intervención especial de la Policía detuvieron en Chemnitz a otro allegado al sospechoso en fuga, en un allanamiento en el que tuvieron que hacer estallar la puerta de entrada de un departamento. Este hombre "está siendo interrogado", precisó la Policía.

La víspera, la policía halló "varios centenares de gramos" de una "sustancia explosiva mucho más potente que el TNT" en el apartamento ocupado por el sospechoso y alquilado por el presunto cómplice.

Según varios medios, se trata de 500 gramos de TATP (peróxido de acetona), una sustancia altamente explosiva utilizada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en atentados en Europa. Puede fabricarse con productos disponibles a la venta libre.

El sospechoso es un demandante de asilo que llegó a Alemania en febrero de 2015, es decir, varios meses antes de la ola de migrantes de fines del año pasado. Obtuvo el estatuto de refugiado en junio de ese año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus