•   Miami y Les Cayes  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ciclón Matthew, que tras azotar el Caribe arribó a costas estadounidenses el pasado jueves cuando se aproximó a Florida, empezó a alejarse de las zonas costeras con el saldo de por lo menos 19 muertos, poderosas inundaciones y cientos de miles de viviendas sin energía.

El último recuento de fatalidades a causa del paso de Matthew dado a conocer ayer por las autoridades estatales revelan que se ha registrado hasta el momento 8 muertes en Carolina del Norte, 6 en Florida, 4 en Georgia, y una en Carolina del Sur.

Aunque Matthew se alejaba esta mañana de las zonas costeras de EE.UU., en un trayecto hacia el este, algunos vientos con fuerza de huracán azotan la larga barrera de islas de Outer Banks de Carolina del Norte, estado que sufre las consecuencias de inundaciones y falta de energía en más de 800,000 hogares y comercios.

Los meteorólogos del CNH prevén que el ciclón se debilite en las próximas 24 horas y que la noche del lunes se disuelva en el Atlántico.

En esta temporada de huracanes en el Atlántico se han formado catorce tormentas tropicales, de las que seis se han convertido en huracanes (Alex, Earl, Gastón, Hermine, Matthew y Nicole).

HAITÍ SUFRE

Por otra parte, la ansiada ayuda humanitaria está comenzando a llegar a las manos de los más afectados por el huracán Matthew en Haití, tras una agónica espera causada por las malas condiciones o inexistencia de infraestructuras de acceso a los departamentos sur y suroeste del país.

En el caso de Oxfam, los materiales se empezaron a repartir el viernes, después de que un primer camión lograra llegar a algunos de los puntos más castigados, como Les Cayes, Cavaillon, Camp Perrin, y Saint-Louis-du-Sud para atender las necesidades más perentorias. Un segundo camión continuó ayer con la tarea.

Oxfam realiza esta labor en coordinación con las autoridades de protección civil locales, que son las que entregan los materiales, y que están "haciendo el máximo esfuerzo, a pesar de sus limitaciones", explicó a Efe la portavoz de Emergencias de Oxfam Intermón, María José Agejas, que trabaja en estos días sobre el terreno.

El primer cargamento consiste en kits de higiene para evitar enfermedades de origen hídrico derivadas de la falta de salubridad del agua, así como la malaria, el zika y el chikungunya, contagiadas por mosquitos, que encuentran aquí un perfecto caldo de cultivo.

Además de pastillas potabilizadoras, cubos para transportar y almacenar agua limpia, jabón y otros materiales, también se están instalando depósitos de agua, uno de ellos en un orfelinato de Cavaillon, donde viven más de 80 niños.

Es fundamental combinar la ayuda material con formación básica en higiene para evitar un repunte del cólera, que ya ha empezado a cebarse con la población en Jeremie, capital del departamento de Grand'Anse.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus