•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Francisco recibió este sábado en el Vaticano por segunda vez al presidente argentino Mauricio Macri, una reunión que duró casi una hora y que se desarrolló en un clima cálido y amigable, según indicó el mandatario latinoamericano.

Al contrario de lo ocurrido hace ocho meses, cuando conversaron sólo unos 20 minutos, Francisco y Macri esta vez tuvieron "una larga charla sobre lo que pasa en Argentina y el mundo", que el mandatario argentino calificó de "muy positiva".

El jefe de Estado argentino, que llegó la víspera a Italia para asistir el domingo a la canonización del religioso argentino José Gabriel del Rosario Brochero (1840-1914), conocido como "el cura Brochero", figura muy comprometida con las capas más pobres de su país, estaba acompañado por su esposa, Juliana Awada, y la hija de ambos y la hija de la primera dama.

La reunión, que tuvo un carácter privado, se llevó a cabo en el estudio anexo del Aula Pablo VI, y hablaron también de la lucha contra la pobreza y el narcotráfico, contó Macrien una conferencia de prensa celebrada tras el encuentro.

Curiosamente se evitó hablar de la esperada visita de Francisco a Argentina, ya que el papa en reiteradas ocasiones e inclusive con un video-mensaje explicó que por razones de agenda excluye viajar a su país en el 2017.

"Sabe que todos queremos que venga, que esperamos su visita", comentó Macri.

"Siempre es positivo encontrarse con él y confirmé de nuevo que es un líder moral para mí", reconoció el mandatario, quien subrayó que viajó "con una agenda de temas que quería compartir con él".

Entre los temas abordados por los dos líderes figura el tema de "la solución de la pobreza y de la creación de empleo de calidad, en lo que tenemos enormes coincidencias", dijoMacri.

"Hablamos de los indicadores de la pobreza", precisó el presidente: "Muchas familias no la están pasando bien, hay mucho por hacer, eso lo compartimos con el papa", aseguró tras recordar que mantiene regularmente conversaciones telefónicas con el pontífice.

Macri, que estaba distendido, contó que hablaron también de los conflictos que azotan al mundo, y en particular del de Colombia, "que es tal vez el más cercano para los argentinos", dijo.

Coincidieron, según aseguró Macri, en que esperan que la negativa a los acuerdos de paz expresada en el referéndum se convierta "en la oportunidad de abrir una nueva negociación que termine finalmente en una paz duradera".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus