•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La campaña de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, comparó ayer el pirateo de sus correos electrónicos con el escándalo Watergate, que desembocó en la renuncia del presidente Richard Nixon en 1974, mientras WikiLeaks publicaba más documentos sobre la exsecretaria de Estado.

Un portavoz de Clinton, Glen Caplin, cuestionó la respuesta del candidato republicano, Donald Trump, a los ciberataques que resultaron en el robo de correos electrónicos de John Podesta, el jefe de campaña de la aspirante demócrata a la Casa Blanca, que comenzaron a ser publicados la semana pasada por WikiLeaks.

En un artículo titulado “¿Qué supo Trump, y cuándo lo supo?”, Caplin parafraseó una de las frases más famosas del escándalo Watergate, la que hizo el entonces senador Howard Baker sobre Nixon y el robo de materiales de las oficinas del Partido Demócrata: “¿Qué supo el presidente y cuándo lo supo?”.

“Cuatro décadas después, estamos viendo otro esfuerzo para robar documentos privados de campaña para influir en unas elecciones. Solo que esta vez, en lugar de archivadores, son los correos electrónicos de la gente los que se están robando, y un gobierno extranjero está detrás de ello”, escribió Caplin en la página web Medium. “El hecho de que Rusia está detrás del pirateo ya no puede cuestionarse”, agregó el portavoz.

Lea: Clinton pide a sus votantes no bajar la guardia

El gobierno estadounidense ha acusado a Rusia de lanzar ciberataques con el objetivo expreso de influir en las elecciones presidenciales de noviembre, y le ha atribuido, entre otras cosas, el robo de los 20.000 correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC) que fueron publicados por WikiLeaks.

Señalamientos

Las agencias de seguridad e inteligencia de EE.UU. no han llegado al punto de atribuir a Rusia el robo de los correos electrónicos de Podesta, pero el portavoz de Clinton aseguró ayer que el gobierno de Barack Obama “sospecha” que los rusos también son responsables de ello.

Caplin afirmó, además, que “hay informes que dicen que Donald Trump recibió información de inteligencia a mediados de agosto sobre los esfuerzos de Rusia para inmiscuirse en las elecciones” de EE. UU.

“A pesar de que supuestamente le informaron de esto, Trump ha seguido defendiendo a (el presidente ruso, Vladímir) Putin y quitándole culpa a Rusia, en efecto consintiendo a un adversario extranjero. Mientras, los piratas rusos y WikiLeaks están claramente tratando de dañar la campaña de Hillary Clinton”, sostuvo Caplin.

“Donald Trump tiene que condenar estos pirateos ilegales y denunciar los esfuerzos rusos de intervenir en nuestras elecciones”, agregó.

Te interesa: Trump insinúa que Clinton se drogó en último debate y pide hacerle una prueba

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus