•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El candidato evangélico a la alcaldía de Rio de Janeiro, Marcelo Crivella, afirmaba en 2002 que la Iglesia católica "predica doctrinas diabólicas" y veía a la homosexualidad como "un mal terrible", indicó el diario brasileño O Globo el domingo, sobre el político que hoy se muestra tolerante.

Senador brasileño del partido PRB (derecha) y obispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD, neopentecostal), Crivella publicó en 2002 un libro -hoy agotado- sobre una época en la que él fue misionero en África, del cual O Globo publicó extractos.

Según el último sondeo de Datafolha, Crivella lidera la intención de voto con 48% para la segunda vuelta de las elecciones municipales del 30 de octubre, muy por delante de Marcelo Freixo del PSOL (extrema izquierda) con 25%.

En su libro "Evangelizando África", Crivella afirma por ejemplo que los "homosexuales son víctimas de espíritus inmundos que los odian y buscan destruirlos" y que estos espíritus pueden transmitirse a la siguiente generación.

Según él, la Iglesia católica y otras religiones que se autodenominan cristianas "predican doctrinas diabólicas" e incitan a "sus inocentes adeptos a adorar los ídolos y a venerar María como una diosa protectora".

Condena también el espiritismo, el hinduismo y las religiones africanas que según Crivella veneran "espíritus inmundos".

La edición brasileña del libro incluye varias fotos de cultos -algunas publicadas por O Globo- donde se ve a Crivella oficiando ritos de exorcismo cuando era uno de los principales responsables de instalar la IURD en África.

Esta iglesia fue fundada en 1997 por el polémico obispo Edir Macedo, tío de Crivella.

En una carta enviada a O Globo este domingo, Crivella dice querer a "los católicos, espiritistas, evangélicos y (a) todos" y pide perdón por haberlos ofendido.

También pide perdón a los homosexuales y sostiene que el libro fue escrito en inglés y en zulu "hace décadas" cuando "vivía en África en un ambiente de guerra, superstición y brujerías".

Consideró que sus comentarios sobre el catolicismo eran "extremistas" y fueron pronunciados "por un joven misionero cuyo cuidado inmaduro de la fe, lo condujo a cometer este lamentable error".

El diario señala que Crivella pide perdón recién 17 años luego de la publicación de la edición en inglés de su libro "Mutis, Sangomas and Nyangas: Tradition or Witchcraft"(en 1999) y que en ese momento Crivella tenía 42 años.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus