AFP y EFE
  •   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estados Unidos y el Reino Unido advirtieron este domingo que los aliados occidentales se plantean imponer nuevas sanciones económicas contra Siria y Rusia motivadas por el asedio de Alepo, declaró el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en Londres.

"Nos planteamos sanciones suplementarias y queremos mostrarnos claros, el presidente [estadounidense, Barack Obama no ha descartado ninguna opción de momento", declaró John Kerry tras una reunión sobre Siria con países afines, es decir, con aquellos que apoyan a la rebelión siria.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, declaró por su parte que se habían propuesto "numerosas medidas", "incluyendo medidas suplementarias contra el régimen y sus apoyos", en rueda de prensa.

"Estas medidas afectarán a los autores de esos crímenes", avisó. El diplomático británico detalló que las principales herramientas a su alcance son nuevas sanciones económicas contra el Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, y sus socios, así como llevar ante la justicia internacional a los culpables de crímenes de guerra.

Con todo, Kerry minimizó la posibilidad de una acción militar, agregando que su deber era agotar todas las soluciones diplomáticas.

"Conversamos sobre todos los mecanismos a nuestra disposición, pero no veo ningún interés por ir a la guerra en ninguna parte de Europa", agregó el secretario de Estado de Estados Unidos.

EI PIERDE

Rebeldes sirios apoyados por Turquía infligieron el domingo una dura derrota al grupo Estado Islámico (EI) al arrebatarle una ciudad cerca de la frontera turca, Dabiq, simbólica para los yihadistas y los occidentales amenazaron desde Londres con sanciones para el régimen y su aliado ruso.

Este revés del EI se produjo cuando estadounidenses y europeos se reunían en Londres en otro intento para detener la guerra en Siria, donde los bombardeos proseguían este domingo.

"Los rebeldes tomaron Dabiq después de que se retiraran de la localidad los yihadistas del Estado Islámico", anunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que dispone de una amplia red de fuentes sobre el terreno en Siria.

El director del OSDH, Rami Abdel Rahman, precisó que los rebeldes también capturaron Soran, una localidad contigua.

Uno de los grupos rebeldes, Unión Fastaqim, confirmó que Dabiq había caído "tras violentos combates con Dáesh", acrónimo en árabe del EI.

El territorio controlado por el EI sigue claramente reduciéndose. Su "califato", que se extendía en unos 90.800 km2 a principios de 2015 se limita hoy a 68.300 km2 en Irak y en Siria, según la firma estadounidense IHS.

Según la agencia oficial de noticias turca Anadolu, desde el inicio de las operaciones en agosto, los rebeldes apoyados por Turquía se han apoderado de 1.130 km2. Las zonas recuperadas estaban anteriormente en manos de los kurdos o del EI.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus