•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Hillary Clinton y Donald Trump, que se presentan como polos opuestos en la carrera presidencial estadounidense, protagonizan este miércoles el último debate de la campaña, crucial para allanar el camino a la Casa Blanca en los comicios del 8 de noviembre.

Este debate, el tercero entre los dos aspirantes, representa la última oportunidad para presentar sus ideas y propuestas ante millones y millones de telespectadores en la recta final de la liza presidencial.

Los aspirantes deberán polemizar en torno a una agenda que incluye temas de inmigración, economía y el nombramiento de un juez en la Corte Suprema de Justicia.

Pese a que tenían una agenda predeterminada, los dos choques previos se convirtieron en un verdadero festival de golpes bajos, acusaciones cruzadas, discusiones sobre la vida sexual y hasta amenazas de prisión.

Clinton se mantuvo alejada de los actos públicos en los últimos días, concentrada en la preparación del debate, que tendrá lugar en la Universidad de Nevada, en Las Vegas.

En contrapartida, Trump sostuvo una intensa agenda de discursos públicos y reservó apenas algunas horas de cada día para abordar con sus asesores la estrategia a seguir en el debate.

"¡Esta es nuestra oportunidad!", dijo Trump en la noche del martes en uno de sus actos públicos.

El debate será moderado por Chris Wallace, periodista de la red Fox News, normalmente alineada con el Partido Republicano y fuertemente crítica de la administración del presidente Barack Obama.

Para el analista John Hudak, del Instituto Brookings, Clinton "deberá hacer lo que hizo en los dos últimos debates: tratar de permanecer calma y dejar que Trump siga adelante con su proceso de autodestrucción".

LAS ENCUESTAS

Según la web Real Clear Politics, que realiza ponderaciones de encuestas en todo el país, la demócrata cuenta actualmente con una ventaja de siete puntos sobre el republicano.

Además, la ex primera dama ha logrado capear sin grandes problemas las filtraciones de Wikileaks de miles de correos de John Podesta, jefe de la campaña de la candidata demócrata, sobre los discursos pagados de la ex secretaria de Estado, incluidos aquellos pronunciados ante empresarios de Wall Street.

Por ello, la aspirante demócrata, cuyo último acto público fue el jueves pasado en California y que ha aprovechado el activo apoyo en campaña de la primera dama, Michelle Obama, y el presidente estadounidense, Barack Obama, dedica estos últimos días a descansar y preparar con sus asesores el último cara a cara de una campaña imprevisible y que ha quebrado todos los estándares políticos tradicionales.

Los puntos débiles

Hillary Clinton

- La filtración de sus correos electrónicos.

- Su esposo, Bill, por los líos de faldas que ha tenido a lo largo de su vida.

- El atentado al consulado de Estados Unidos en Bengasi en 2012, que le costó la vida al embajador estadounidense en Libia, Christopher Stevens.

- Su salud. Durante los actos del 11 de septiembre, tuvo que abandonar un acto oficial conBarack Obama debido a que sintió mareos.

Donald Trump

- Su temperamento lo deja como un hombre agresivo que no es el indicado para dirigir a Estados Unidos en tiempos de terrorismo.

- El machismo. Sus comentarios sexuales sobre las mujeres le han costado caro.

- Los impuestos. Admitió que no ha pagado impuestos en casi dos décadas. Él dice que no hizo nada ilegal.

- El partido. La dirigencia del Partido Republicano lo ha abandonado a causa de su personalidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus