•   Las Vegas, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, dijo ayer que decidirá "en su momento" si acepta el resultado de las elecciones presidenciales que le enfrentarán a la demócrata Hillary Clinton el 8 de noviembre.

"Se lo diré en su momento. Voy a mantener el suspenso", respondió Trump, interpelado por el moderador del último debate presidencial en Las Vegas, Chris Wallace, por si aceptará el resultado de la contienda.

El magnate neoyorquino alertó de que hay "millones de personas registradas para votar que no deberían estar registradas para votar", al alimentar sus acusaciones de que las elecciones están amañadas en favor de Clinton.

Este rechazo de Trump choca con las declaraciones de su candidato a vicepresidente, Mike Pence, que aseguró que tanto él como su jefe de filas "aceptarán el resultado de las elecciones y la voluntad del pueblo estadounidense".

Su hija, Ivanka Trump, también afirmó ayer que su padre "hará lo correcto" y se mostró confiada en que reconocerá la victoria de Clinton si sale derrotado de las urnas.

Relacionado: Clinton dice que Trump es una "marioneta" de Putin

La demócrata, por su parte, criticó que Trump, con sus continuas insinuaciones de que las elecciones están amañadas de antemano, "debilita la democracia" estadounidense.

Acusaciones

Trump acusó ayer a su rival de estar detrás de las acusaciones de abuso sexual que han hecho contra él varias mujeres en las últimas semanas.

Se lo diré  en su momento. Voy a mantener el suspenso". Donald Trump,ccandidato a la presidencia de EE.UU

Preguntado por este tema en el último debate presidencial, celebrado en en Las Vegas, Trump reiteró que se trata "de historias falsas y ya desacreditadas" y responsabilizó a la campaña de Clinton de esa ola de acusaciones.

"Es la única manera. Esas historias son totalmente falsas, ni siquiera le pedí perdón a mi mujer porque no hice nada, no las conozco, quieren fama o fue su campaña (la de Clinton) la que lo hizo", afirmó el republicano.

En medio de este alegato, Trump acusó también a Clinton y a su campaña de incitar a la violencia en sus mítines, incluso pagando a personas para ello.

En el turno de respuesta, con mucha serenidad, la demócrata recordó la secuencia de la polémica de las denuncias de los abusos sexuales, que se desató después de la publicación de una grabación de 2005 en la que Trump se jacta de poder hacer lo que quiere con las mujeres en el plano sexual.

"Oímos lo que Donald Trump dijo que hizo a las mujeres y después las mujeres vinieron y lo dijeron", apuntó Clinton, recordando que la ola de denuncias siguió al vídeo.

La demócrata recordó además que el empresario, en mítines posteriores, llegó a decir que algunas de las mujeres que le acusan ni siquiera son lo suficientemente atractivas como para que él intentara algo con ellas.

El empresario negó este extremo y Clinton continuó sentenciando que "Donald Trump cree que denigrar a las mujeres le hace más grande".

Creo que depende de todos nosotros demostrar quiénes somos, qué país queremos ser, qué une a nuestro país", defendió Clinton en tono solemne.

"No es solo una cosa, es un patrón de división, de muy oscura y peligrosa visión. Espero que más gente se dé cuenta de lo que está en juego en estas elecciones: qué país queremos ser", agregó.

El empresario se defendió diciendo que "nadie tiene más respeto por las mujeres" que él, e intentó desviar el tema recordando la polémica del uso  que hizo Clinton de un servidor privado de correo electrónico cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

El empresario no tuvo éxito con la estrategia porque el moderador pasó enseguida al siguiente tema.

48 por ciento es la intención de votos para Hillary Clinton, contra 42 de su rival Donald Trump.

Además: La migración caldea ánimos entre Clinton y Trump

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus