•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Michel Temer no sería presidente sin el impeachment tramado por su colega Eduardo Cunha, pero si el otrora poderoso diputado conservador, detenido el miércoles, decidiera desvelar los laberintos de la corrupción en Brasil, podría convertirse en una bomba para el gobierno. "Cunha tiene un potencial destructivo muy grande", dijo a la AFP Alberto Almeida, director del Instituto Análise.

El expresidente de la Cámara de Diputados, un lobo político de 58 años a quien muchos comparan con el despiadado Frank Underwood de "House of Cards", cayó el miércoles en las redes del juez Sergio Moro, que investiga el escándalo de corrupción de Petrobras, y la posibilidad de que negocie una reducción de pena a cambio de confesiones causa sudores fríos en los pasillos del poder.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus