•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El candidato presidencial conservador Donald Trump retomó ayer en Ohio su campaña a la Casa Blanca envuelto en una espectacular polémica, después de haber sugerido que podría no aceptar el resultado de las elecciones del 8 de noviembre.

En el debate mantenido el miércoles con su adversaria Hillary Clinton, Trump evitó comprometerse a aceptar cualquier resultado de la elección y dijo que verá la cuestión "en el momento oportuno", abriendo una puerta a un cuestionamiento de todo el proceso.

El país aún recuerda la pesadilla en que se convirtió el proceso electoral de 2000 por un reconteo de votos en el estado de Florida, en un caso que terminó en la Suprema Corte y condujo a George W. Bush a la presidencia.

Al abandonar Las Vegas luego del debate, ya en la madrugada del jueves, Clinton comentó rápidamente a la prensa que fue "horroroso" percibir que Trump evitaba comprometerse a aceptar los resultados electorales.

"Nuestro país ha existido por unos 240 años (...) y no hemos cuestionado elecciones desde el principio. Uno de los principios siempre ha sido que aceptamos el resultado de las elecciones", expresó.

Ayer, el candidato a vicepresidente de Clinton, el senador Tim Kaine, dijo a la red de televisión ABC que la decisión de Trump de negarse a comprometer su respeto al resultado de la elección era "chocante".

"Fue chocante. Absolutamente chocante. Es una parte básica de lo que somos", dijo Kaine, para quien "fue el momento más oscuro del debate, porque está tan desconectado de nuestra tradición democrática".

Poco más tarde, en declaraciones a la red CNN, Kaine apuntó que "la aceptación del resultado de la elección y la transferencia pacífica del poder es un pilar de nuestra democracia" y el gesto de Trump remueve ese pilar.

Por su parte, la jefa de campaña de Trump, Kellyanne Conway, afirmó a CNN que Trump "siempre ha dicho, si se ponen juntas todas sus declaraciones, que aceptará el resultado", pero agregó que era necesario primero conocer cuál será ese resultado.

Rechazo a Obama

Por su parte el presidente estadounidense, Barack Obama, acusó el jueves a Donald Trump de socavar la democracia de su país, un día después de que el candidato republicano causara consternación por evitar comprometerse a respetar los resultados de la elección presidencial.

"Cuando tratas de sembrar la duda en las mentes de las personas sobre la legitimidad de nuestra elección, eso socava nuestra democracia", dijo Obama en un mitin en Miami.

Al mismo tiempo el presidente llamó a lograr una "gran victoria" para la demócrata Hillary Clinton para "no dejar dudas" sobre el resultado.

También la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, rechazó ayer las declaraciones de Donald Trump sobre que las próximas elecciones presidenciales podrían manipularse a favor de Hillary Clinton.

Relacionado: Clinton dice que Trump es una "marioneta" de Putin

En unas declaraciones realizadas en Roma justo antes de los últimos comentarios de Trump acerca de este tema, Lynch expresó que no existían razones para creer que hubiera un riesgo real de papeletas falsas, votantes a quienes se les impida ejercer su derecho o cuentas falsificadas.

Contra la prensa

La negativa de Trump de comprometerse a aceptar el resultado electoral viene de la mano de la insistencia en sus discursos sobre la "manipulación" de los comicios para beneficiar a Clinton.

Esta visión llevó a Trump a entablar una guerra abierta con "la prensa", a la que en sus discursos califica como "deshonesta", una batalla que podría tener que enfrentar en solitario.

Para Robert Erikson, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Columbia, en este nuevo escenario será necesario ver si los aspirantes del Partido Republicano al Congreso seguirán el liderazgo de Trump o permanecerán alineados con la dirección partidaria.

"Hillary Clinton probablemente ganará la elección presidencial, pero la cuestión ahora es: ¿cuál será el efecto sobre los candidatos republicanos al Senado y a la Cámara de Representantes?", dijo Erikson.

Para este experto, "los republicanos están con temor de lo que pueda hacer Trump en las próximas tres semanas" antes de la elección del 8 de noviembre.

Lea: Obama acusa a Trump de "socavar" democracia de EEUU con dudas sobre fraude electoral

8 de noviembre serán las elecciones en Estados Unidos.​

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus