•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

"¡Ni una menos, vivas nos queremos!" fue la consigna que centenares de brasileñas gritaron este martes al unísono en las calles del centro de Rio de Janeiro, en una nueva manifestación contra el machismo y en defensa de los derechos de las mujeres en América Latina.

Con una participación mayoritariamente femenina, la protesta tenía especial simbolismo en uno de los países con más feminicidios del mundo y que se sumaba hoy a las que hubo recientemente en Argentina, México, Chile o Perú tras el brutal asesinato de la adolescente argentina Lucía Peres por parte de dos hombres en Mar de Plata, que la drogaron y la violaron con violencia.

"Este acto es contra la barbarie del feminicidio, contra la cultura de la violación, en un movimiento de solidaridad. Nuestra lucha tiene que estar unida y nuestra respuesta también", dijo Clara Saraiva, una de las organizadoras del evento, que estimó que la manifestación tuvo una participación de unas 3.000 personas.

La solidaridad de las cariocas con las mujeres latinoamericanas quedó demostrada con una gran pancarta en español con la frase "Ni una menos", también reproducida en portugués: "Nenhuma menos".

"¡Qué bueno ver esta lucha americanizada!", celebró con su micrófono en mano la activista mexicana Jimena, de 30 años.

La mayoría de las manifestantes iban vestidas de negro, simbolizando el luto por el feminicidio y también lucían partes del cuerpo pintadas de rojo. Muchas también enarbolaban pancartas y globos de color lila, el color del movimiento feminista.

En una parte de la marcha, había madres con sus hijos, algunos tomando el pecho.

"He sido víctima del machismo y ser madre de una niña es convivir con esto todos los días. Ella todo el tiempo tiene que escuchar cómo se tiene que comportar o cómo cruzar las piernas. Tenemos que empoderarlas", dijo Tatiana Gouveia, editora de video de 32 años y madre de la pequeña Clarisse, de 7.

Aunque la manifestación fue convocada después del feminicidio que conmocionó a Argentina, denuncias recientes también generaron una indignación fuerte en Brasil.

Hace unos días, una mujer de 34 años fue víctima de una violación colectiva en Sao Gonçalo, en la región metropolitana de Rio.

Brasil es el quinto país con más feminicidios del mundo con una tasa de de 4,8 por cada 100.000 mujeres, según un estudio publicado en septiembre por ONU Mujeres con la colaboración del gobierno del país.

"Mi obligación es estar en la calle, no puedo quedarme en casa cosiendo", manifestó Marcia, una jubilada de 80 años, demostrando que el combate al machismo no tiene edad.

Lea: La historia de la primera ola de feministas nicas

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus