•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó a las máximas autoridades de defensa y de los poderes públicos para evaluar "el golpe parlamentario" de la oposición, que aprobó un juicio político en su contra, a la vez que se dijo abierto al diálogo con sus adversarios. "En uso de mis atribuciones, he convocado mañana (miércoles) a las 11:00 de la mañana (15H00 GMT) al Consejo de Defensa de la Nación, a todos los poderes públicos para evaluar el golpe parlamentario de la Asamblea Nacional", declaró Maduro ayer, en un acto con sus partidarios a su regreso a Venezuela tras una gira internacional de cinco días. "Y también he convocado sin falta, no me puede faltar, al diputado Henry Ramos Allup (presidente del parlamento). Aquí lo voy a esperar y le voy a decir: vamos a hablar, vamos a dialogar, basta ya de tanta mentira, tanto engaño, tanta aventura", enfatizó el mandatario mientras sus partidarios le pedían a coro disolver la Asamblea Nacional. "Le voy a dar la última oportunidad a Ramos Allup para que entre por el aro constitucional (se someta a la Constitución)", dijo Maduro.

La Asamblea Nacional aprobó ayer iniciar un procedimiento contra Maduro y ordenó a una comisión preparar un estudio "sobre la responsabilidad" penal y política y "abandono del cargo", una figura prevista en la Constitución para cuando el presidente deja de ejercer sus atribuciones. Calificándolo de "juicio político", aunque no está estipulado en la Carta Magna, los diputados también acordaron citar a Maduro a la sesión del próximo martes para que "se someta al escrutinio del pueblo" y responda a las acusaciones. Estas decisiones del parlamento ocurren un día después de que los principales dirigentes de la oposición desmintieran el inicio de un diálogo entre el gobierno y la oposición con facilitación del Vaticano, el próximo domingo en isla Margarita (norte). Al referirse a ese impasse, Maduro exclamó: "¿Cuál es la alternativa al diálogo, la guerra? ¿Cuál es la alternativa a la convivencia? ¿El odio y la intolerancia? Para nosotros el diálogo no tiene alternativa". Aunque delegados del gobierno y de la oposición han tenido algunos acercamientos para el eventual inicio del diálogo, hasta ahora no ha habido resultados concretos. La crispación política en Venezuela se encuentra en su momento más álgido, luego de que la semana pasada se suspendió el proceso de referendo revocatorio del mandato de Maduro, que impulsaba la oposición.

Lea: Maduro pide a oposición dejar "camino del golpismo" en el marco de diálogo

JUICIO DE LA AN

Temprano el parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, acordó ayer iniciar un juicio "político y penal" contra el presidente Nicolás Maduro, para determinar su responsabilidad en la "ruptura del hilo constitucional" por la suspensión del referendo revocatorio. La Asamblea Nacional aprobó iniciar un "procedimiento" contra Maduro y ordenó a una comisión preparar un estudio "sobre la responsabilidad" penal y política y "abandono del cargo", una figura prevista en la Constitución para cuando el presidente deja de ejercer sus atribuciones. Calificándolo de "juicio político" aunque no está estipulado en la Carta Magna, los diputados también acordaron citar a Maduro a la sesión del próximo martes para que "se someta al escrutinio del pueblo" y responda a las acusaciones.

Lea además: Líder opositor Capriles niega inicio de diálogo con gobierno venezolano

La propuesta fue presentada por el jefe de la bancada opositora, Julio Borges, quien la justificó en la declaración que hizo el domingo el parlamento acerca de que el freno al referendo consumó un "golpe de Estado" en el país petrolero.

Ejército cierra filas con el presidente Maduro

LEALTAD. El alto mando militar de Venezuela reiteró su "incondicional lealtad" al presidente Nicolás Maduro, al rechazar una declaración del parlamento de hace dos días en la que denuncia "la ruptura del orden constitucional", debido a la suspensión de un proceso de referendo revocatorio contra el mandatario. Acompañado por el alto mando militar, el ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, leyó una declaración en la que aseveró que Maduro "no es una parcialidad política, sino el presidente constitucional y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, quien ejerce la máxima autoridad jerárquica y a quien reiteramos nuestra incondicional lealtad".

Padrino denunció que el "verdadero propósito" de las acciones anunciadas por la oposición "no es otro que afectar gravemente la institucionalidad mediante el caos y la anarquía para finalmente derrocar al gobierno legítimamente establecido". La comparecencia del ministro y el alto mando militar, a través de la televisora oficial VTV, ocurre el día antes de una manifestación convocada por la oposición en todo el país para rechazar la suspensión del proceso de revocatorio. La oposición venezolana sostiene que la suspensión del proceso de referendo revocatorio constituye una ruptura del hilo democrático y ha anunciado que acudirá a instancias internacionales. El domingo, en una sesión especial, la Asamblea Nacional de mayoría opositora acordó exigir a la Fuerza Armada "no obedecer o ejecutar ningún acto contrario a la Constitución". "No puede exigírsele a la Fuerza Armada lo que no ha dejado de hacer en ningún momento: respetar y defender la Constitución", respondió Padrino ayer. Finalmente, el ministro hizo un llamado "a la sensatez, la prudencia y el diálogo". Gobierno y oposición han tenido algunos acercamientos para el eventual inicio de un proceso de diálogo, incluso con facilitación del Vaticano, pero sin resultados concretos hasta ahora.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus