•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La oposición venezolana acudirá finalmente al diálogo político con el Gobierno anunciado por el Vaticano para este domingo, aseguró ayer el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.

"(Tenemos) la decisión de ir el domingo a decirle al representante del Papa y a los representantes del Gobierno la necesidad de retomar de manera urgente la agenda electoral para solventar esta crisis", afirmó Torrealba en su programa de radio.

Este anuncio se produce menos de un día después de que el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles asegurara que la oposición no asistiría a esta cita en isla de Margarita, anunciada el lunes por el enviado del papa Francisco a Venezuela, Emil Paul Tscherring.

Sin embargo, Torrealba recalcó que el antichavismo acudirá a esta llamada a dialogar para evaluar opciones que ayuden a detener "esta escalada preocupante que estamos viviendo los venezolanos".

CONDICIONES

Entre esas opciones estarían la posible reactivación del proceso para un referendo revocatorio presidencial, suspendido la semana pasada por el poder electoral luego de que varios tribunales ordenaran hacerlo por un supuesto fraude cometido en una de sus fases.

"O porque lleguemos a un acuerdo político para, mediante una enmienda constitucional que podemos aprobar de manera inmediata en la Asamblea, producir unas elecciones generales adelantadas, que elija todo: presidente, gobernadores, alcaldes, Asamblea Nacional de nuevo si quieren", continuó el portavoz de la MUD.

El opositor agregó que la mayoría de los venezolanos quiere diálogo y que por ello se sumarán a esta iniciativa auspiciada por el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que ha designado como acompañantes de este proceso al exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y a los expresidentes Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana).

La oposición ha exigido que esta primera cita formal para un posible diálogo político en el país caribeño se celebre en la capital y no en isla Margarita (Nueva Esparta, este), la sede que anunció el enviado del Papa el lunes.

"Exigimos que cualquier proceso de encuentro debe realizarse en Caracas, de cara a la opinión pública, manteniendo una comunicación fluida y transparente con todos los sectores del país", afirmó la alianza opositora.

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), monseñor Diego Padrón, aclaró que el diálogo entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro no iniciará el 30 de octubre sino que la cita de esa fecha servirá para "poner los puntos sobre la mesa".

MADURO LISTO

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo ayer que "llueva, truene o relampaguee" participará en la reunión de inicio de un diálogo político con la oposición este domingo en la isla de Margarita (Nueva Esparta, este) con la mediación del Vaticano y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). "Tenemos que defender el derecho a la paz que tenemos, por eso yo he dicho y lo ratifico: el próximo domingo llueva, truene o relampaguee yo voy a asistir a la mesa de diálogo que se ha convocado con la presencia del enviado del Papa, Unasur y los expresidentes", dijo Maduro en cadena obligatoria de radio y televisión. El mandatario aseguró que, ante la profunda crisis que atraviesa el país caribeño, el camino a seguir es "el diálogo, la coexistencia, la convivencia, la tolerancia, el respeto a las ideas, a la posición del otro y el respeto y acatamiento a la Constitución y las instituciones". Además, el jefe de Estado calificó como irresponsables a los dirigentes de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por sus críticas al diálogo.

Recordó que fue la MUD quien solicitó la presencia del Vaticano en Venezuela para acceder a formalizar las conversaciones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus