•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente ruso, Vladímir Putin, admitió ayer que sus acuerdos con la Casa Blanca han fracasado a la hora de detener el derramamiento de sangre en Siria y responsabilizó de ese fracaso a ciertos "círculos" de Estados Unidos.

"No han funcionado nuestros acuerdos personales con el presidente de EE. UU. (Barack Obama). En Washington hubo círculos que hicieron todo lo posible para que no fueran llevados a la práctica", aseguró.

Putin, quien hizo estas afirmaciones en el foro internacional de debate "Valdái" en Sochi (mar Negro), lamentó que en Siria "no se esté logrando detener el derramamiento de sangre y poner en marcha el proceso político".

"Parecía que después de largas negociaciones, de enormes esfuerzos y compromisos difíciles, finalmente se había logrado articular un frente único de lucha contra el terrorismo, pero no ocurrió", agregó.

Putin, que propuso un frente único contra el terrorismo internacional hace un año en la ONU, aseguró que dicha propuesta sigue estando sobre la mesa.

"Todo esto demuestra el afán inexplicable, yo diría que irracional, de los países occidentales de repetir una y otra vez sus errores o, como dice el dicho popular, tropiezan siempre con la misma piedra", señaló.

Además, advirtió de que quienes "coquetean" con los terroristas siempre pierden, en alusión a que EE. UU., según el Kremlin, protege al Frente de la Conquista del Levante, antiguo Frente al Nusra.

"Quiero dirigirme una vez más a esa gente: en este caso los extremistas son más astutos, más listos y más fuertes que vosotros, y al coquetear con ellos siempre vais a perder", apuntó.

El líder ruso denunció que "a los grupos terroristas los siguen armando, pertrechando e instruyendo con la esperanza de utilizarlos, como en el pasado, para lograr sus objetivos políticos".

"Ese es un juego muy peligroso", recalcó y negó que los bombardeos rusos contra la ciudad siria de Alepo hayan provocado un incremento de las filas terroristas.

En su opinión, los terroristas aparecieron en Libia, Irak y Siria solo cuando Occidente destruyó esos Estados, un "vacío de poder" que fue llenado por los extremistas.

"No tenemos duda alguna: la soberanía es la idea principal tras todo el sistema de relaciones internacionales. Su respeto es la clave para la paz y la estabilidad a nivel nacional e internacional", comentó.

Putin llamó a no fijarse solo en las víctimas civiles de los bombardeos en Alepo, sino también de la actual operación occidental para arrebatar al grupo yihadista Estado Islámico el control sobre la ciudad iraquí de Mosul y de otros lugares, como Afganistán o el Yemen.

"¿Pero vamos a tañer también las campañas por los que mueren ahora en Mosul? Más de 200 civiles han sido fusilados por los terroristas con la esperanza de frenar la ofensiva", dijo.

Y recordó que las aviaciones rusa y siria ya hace diez días que suspendieron sus bombardeos contra Alepo, y que en la reunión del G20 en septiembre, Obama prometió separar a la oposición armada siria de los terroristas siete días después del cese del fuego, algo que no ha ocurrido.

Al respecto, aseguró que es "muy difícil" dialogar con la actual Administración estadounidense, ya que "casi no cumple nada ningún acuerdo, incluido sobre Siria", y se mostró dispuesto a dialogar con el próximo presidente de EE. UU.

A su vez, propuso diseñar una especie de Plan Marshall para la reconstrucción de los países de Oriente Medio destruidos por la guerra, como Siria.

"La magnitud colosal de las destrucciones exige la elaboración de un programa a largo plazo, si se quiere una especie de Plan Marshall para la reconstrucción de esta región asolada por guerras y conflictos", comentó.

El mandatario ruso subrayó que "Rusia está dispuesta a participar activamente en ese trabajo conjunto".

Por otra parte, tachó de "histeria" las denuncias sobre la supuesta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales en EE. UU.

"¿Acaso Estados Unidos es una república bananera? EE. UU. es una gran potencia. ¿Cómo puede Rusia influir en la elección del pueblo estadounidense?", preguntó.

Y tachó de "completa tontería" asegurar de que el republicano Donald Trump es el "candidato de Moscú", aunque manifestó que, en su opinión, representa los intereses de aquellos norteamericanos que están "hartos" de las élites que gobiernan en Washington desde hace décadas.

Agregó que es "una ocupación muy rentable" esgrimir la amenaza de "háckers, espías y agentes de influencia rusos" para desviar la atención de los problemas reales que atraviesa la sociedad norteamericana.

"Permanentemente se esgrimen amenazas inventadas sobre la manida amenaza militar rusa.

Efectivamente, es rentable ya que se pueden aprobar nuevos presupuestos militares en los países y congregar aliados en torno a una sola gran potencia", aseguró.

Putin añadió que "es conveniente presentarse a sí mismo como defensor de la civilización, pero Rusia no tiene la intención de atacar a nadie". "Esto es irrisorio", enfatizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus