•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dirigentes de los principales partidos de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), excepto los del partido del opositor preso Leopoldo López, Voluntad Popular, llegaron ayer a la mesa de diálogo convocada por el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, el representante de Un Nuevo Tiempo (UNT), Timoteo Zambrano, el de Primero Justicia (PJ), Carlos Ocariz, el de Acción Democrática, Luis Aquiles Moreno y el gobernador del estado Lara, el opositor y antiguo chavista Henri Falcón, fueron recibidos en la sede del encuentro por el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper y el representante del Vaticano, Claudio María Celli, según constató Efe.

También fueron saludados por los mediadores internacionales de Unasur: el exjefe de Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los expresidentes panameño Martín Torrijos y dominicano Leonel Fernández.

En un comunicado difundido por la MUD, la alianza explica que Torrealba y los otros tres grandes partidos acordaron su participación "en función de cumplir con la invitación del Vaticano para avanzar en la conformación de un espacio de diálogo" que permita dar soluciones a la crisis del país".

Asimismo, aseguró que VP, en la misma línea de López, considera que "el Gobierno no ha mejorado las condiciones actuales de represión, hostigamiento y persecución contra la oposición y contra todo el pueblo", por lo que no participará en este diálogo.

AMNISTÍA A LÓPEZ

El partido de López pide "gestos importantes a beneficio del pueblo y la liberación de los presos políticos", al mismo tiempo se compromete a unirse a la mesa de entendimiento si son alcanzadas algunas de sus exigencias.

Los partidos que han decidido ir a la mesa de diálogo se comprometen a "exigir el fin de la represión y la persecución", así como "a levantarse del espacio de diálogo en caso de no ser resueltas las demandas en el corto plazo".

Aseguran también que la alianza mantendrá "la agenda de lucha" con la convocatoria de una serie de protestas de calles anunciadas los últimos días para "lograr el cambio político urgente".

Además, afirman que continuarán las iniciativas impulsadas desde el Parlamento como la promoción de un proceso para establecer la responsabilidad política del presidente Nicolás Maduro en la ruptura del hilo constitucional y la crisis venezolana.

Maduro, se comprometió ayer con el proceso de diálogo para intentar aliviar la crisis del país iniciado esta noche con la mediación del Vaticano entre su Gobierno y sus opositores, a quienes les tendió la mano.

"Quiero manifestar ante el representante del papa Francisco, como lo hice hace unos días en Roma, las gracias y mi compromiso absoluto como presidente de la República y líder del Movimiento Bolivariano y Revolucionario de Venezuela con este proceso de diálogo", aseguró
durante la instalación del proceso de conversaciones.

Asimismo, Maduro afirmó que acude al diálogo dispuesto "a escuchar y ojalá a ser escuchado" para "buscar puntos de encuentro en función de los intereses de las grandes mayorías".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus