•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Este Halloween, lo que dio miedo a Wall Street fue la posibilidad de que el caso de los emails que afecta a la candidata demócrata a la Presidencia de EE.UU., Hillary Clinton, dé alas a su rival republicano Donald Trump.

Desde que se publicó la reapertura de la investigación abierta por el FBI sobre el caso de los correos electrónicos de Clinton, la ventaja que tenía la candidata demócrata en las encuestas se ha reducido y Wall Street ha ido cosechando cierres en rojo.

El director del Buró Federal del Investigación (FBI), James Comey, anunció el pasado viernes la reapertura de la pesquisa sobre el uso de un servidor privado de correos electrónicos para manejar información confidencial que hizo Clinton cuando ejercía de secretaria de Estado (2009-2013).

A Wall Street le preocupa el temperamento de Trump y su tendencia a recurrir a gestos de populismo para atraer votos, sobre todo habida cuenta de ejemplos recientes que han provocado una ola de turbulencias como la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Y si hay algo que sí le gusta a Wall Street es un presidente demócrata y un Senado republicano, pues piensa que eso equilibra poderes y, al fin y al cabo, tanto la política como los negocios se benefician por las ventajas del regateo y la negociación.

"El mercado ha apostado a la victoria de Clinton y ahora parece haberse ido todo por el desagüe", señalaba a la cadena financiera CNBC el vicepresidente de operaciones en Charles Schwab, Randy Frederick.

"Creo que vamos a estar todos enganchados al televisor con este escándalo de Hillary Clinton. El S&P cayó 20 puntos en un segundo este viernes", recordó.

De cualquier forma, Wall Street ya sabe que, gane quien gane, las épocas postelectorales no son precisamente buenas para los mercados, entre otras razones porque quien ocupa la Casa Blanca tiene que aplicar las medidas más duras al inicio de su mandato.

El nerviosismo por el resultado electoral promete colmar de esa incertidumbre tan poco popular en los mercados al parqué neoyorquino hasta el martes 8 de noviembre, el día D.

Mientras tanto, poco parece que vayan a afectar otras variables, como ocurrió este lunes con el dato del gasto personal de los consumidores, que aumentó en septiembre 0,5 %, según publicó el Departamento de Comercio del Gobierno de EEUU. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus