•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los restos de 13 víctimas de la masacre de El Mozote (1981), una de las más grandes de Latinoamérica, fueron entregados ayer a sus familiares, conforme a una condena internacional de 2012 contra el Estado salvadoreño.

Los restos óseos pertenecen a ocho niños, de entre siete meses y 15 años de edad, y cinco mujeres con edades que van de los 28 a los 60 años, indicó el magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Florentín Meléndez.

Esta entrega "es en cumplimiento tardío de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que condenó al Estado de El Salvador por los centenares de víctimas civiles" y "por no investigar los hechos y no aplicar las sanciones correspondientes", reconoció el jurista. Aseguró que "ha sido gracias a la justicia internacional que después de décadas de haber sucedido esta masacre se ha comenzado a hacer justicia", aunque permanece en la impunidad porque una ley de amnistía vigente hasta este año impedía procesar los crímenes de la guerra.

"Reconozco la falta de voluntad política por parte del Estado salvadoreño por investigar y  aclarar este caso, por hacer justicia en este crimen de lesa humanidad" y quiero "pedir disculpas a los familiares de las personas asesinadas en centenares, no solo por la negación, sino por el retardo que hemos tenido", concluyó Meléndez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus