•   Vaticano/Caracas  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El papa Francisco dijo ayer que aunque desconoce qué pasará con el inicio de las negociaciones Gobierno-oposición en Venezuela, apuesta "todo" y "de corazón" por el diálogo por ser la única solución a los conflictos.

"El diálogo es el único camino para todos los conflictos. Si no se dialoga, se grita y no hay otra solución. Yo, de corazón, apuesto todo por el diálogo y creo que se tiene que ir por este camino", dijo en el vuelo de regreso a Roma desde Suecia preguntado por los medios que viajaban con él, entre ellos EFE.

Calificó la situación como "compleja" y elogió a la "importante estatura política" de los negociadores, el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los exmandatarios de Panamá Martín Torrijos y de República Dominicana Leonel Fernández.

Recordó "que ambas partes pidieron que la Santa Sede estuviera presente en la mesa de diálogo y se designó al nuncio en Argentina, Emil Paul Tscherrig".

Recalcó que "el diálogo es el único camino para salir de los conflictos" y que "si esto se hiciese en Medio Oriente se hubieran ahorrado muchas vidas".

Sobre la reunión que mantuvo el pasado 24 de octubre en el Vaticano con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y tras la que se anunció el inicio del diálogo, el Papa se limitó a contestar que el mandatario pidió una cita debido a que hacía escala en Roma.

"El presidente de Venezuela pidió una reunión porque volvía de una gira en los países árabes y hacía escala técnica en Roma. Ya había venido en 2013 y después me pidió otra cita, pero se enfermó y no vino y cuando un presidente pide ser recibido, pues se le recibe", afirmó el papa argentino.

"Le escuché durante media hora. Yo le hice algunas preguntas y escuché su parecer, siempre es bueno sentir todas las campanas", agregó Jorge Bergoglio.

Yo, de corazón, apuesto todo por el diálogo y creo que se tiene que ir por este camino". Papa Francisco

SUSPENDEN MARCHA

Por su parte, la oposición venezolana suspendió ayer la marcha que había convocado el próximo jueves hasta el Palacio de Miraflores, sede del gobierno de Nicolás Maduro, a petición de la Iglesia venezolana y el Vaticano, informó el presidente del parlamento, el opositor Henry Ramos Allup.

"La Conferencia Episcopal, el propio cardenal (Jorge) Urosa, y el Vaticano nos ha pedido (...) que los eventos y marchas programados para el próximo jueves de parte y parte, sean suspendidos y nosotros creemos que es sensato acatar a fin de evitar cualquier choque, cualquier confrontación", dijo Ramos Allup a periodistas en el parlamento. Esta decisión busca además evitar "la contaminación de este procesó que hemos llamado inicio del diálogo", agregó. La oposición venezolana inició el domingo pasado un proceso de diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro auspiciado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el acompañamiento del Vaticano.

La presencia de la Iglesia católica ha sido determinante para que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aceptará ir a la mesa con el Gobierno, pese a que buena parte de sus partidarios se opone al diálogo. Ramos Allup aseguró que la alianza no teme del "costo político" de tomar esta decisión porque "las direcciones políticas tienen que asumir con coraje las decisiones, y todas las decisiones políticas tienen un costo".

SUSPENDEN JUICIO

También la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, parlamento), de mayoría opositora, acordó ayer posponer "por unos días" el debate previsto para determinar la responsabilidad política del presidente Nicolás Maduro en lo que considera la "ruptura del hilo constitucional" en el país.

Al inicio de la sesión, el diputado Julio Borges, jefe de la mayoritaria fracción opositora, pidió diferir los dos puntos previstos ayer de debate "dado el hecho de que en las últimas horas el Vaticano ha entrado formalmente para intervenir en la crisis constitucional y democrática del país".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus