•   Roma  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un cura italiano calificó los recientes terremotos ocurridos en Italia como un "castigo divino" relacionado con las uniones de homosexuales, lo que provocó la ira del Vaticano que tachó sus declaraciones de ofensivas para los creyentes y los ateos.

Los medios italianos precisaron el sábado que el padre Giovanni Cavalcoli, un teólogo ya mayor de una facultad, hizo estas declaraciones el domingo 30 de octubre, el mismo día en que un sismo de magnitud 6,5 sacudió la región central de Umbría.

Las sacudidas sísmicas son un "castigo divino" por "la ofensa a la familia y a la dignidad del matrimonio, sobre todo por culpa de las uniones civiles", declaró a Radio Maria, que días más tarde decidió distanciarse del sacerdote.

El Vaticano reaccionó el viernes por la noche con virulencia.

Las afirmaciones del sacerdote son "ofensivas para los creyentes y escandalosos para los no creyentes", fustigó el arzobispo italiano Angelo Becciu, número dos de la Secretaría de Estado del Vaticano, el "ministerio" más importante de la Santa Sede, según publicaron los medios locales.

Después de pedir "perdón" a las víctimas de los terremotos, Becciu recordó que tenían "la solidaridad y el apoyo" del papa Francisco.

Sin embargo, la respuesta del Vaticano no hizo cambiar de opinión al padre Cavalcoli, que repitió en otra emisora de radio que los sismos habían sido provocados por "los pecados del hombre". "¿El Vaticano? ¡Que revise el catecismo!", espetó el religioso.

Italia, el último gran país de Europa Occidental que no había acordado ningún estatuto a las parejas del mismo sexo -- con una fuerte oposición de la Iglesia católica - optó a finales de julio por establecer la unión civil, diferente al matrimonio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus