•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista de Venezuela (PSUV), el diputado Diosdado Cabello, dijo ayer que no le ve futuro al diálogo con la oposición y aseguró que la petición hecha por la oposición de adelantar unas elecciones generales en 2017 no será atendida.

El parlamentario aseguró, en una entrevista concedida al canal privado Televén, que no le ve "mucho éxito al diálogo" que se inició el pasado 30 de octubre con la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano.

"No le veo mucho futuro, sobre todo cuando esta gente (MUD) da una rueda de prensa y dice que su exigencia es que tiene que haber elecciones generales en el primer trimestre del año 2017 y, si no, ellos se levantan, que se levanten porque aquí no va a haber elecciones generales en el primer trimestre", dijo.

Cabello, considerado el número dos del chavismo, recordó que el Consejo Nacional Electoral ya hizo un cronograma con los próximos comicios y en ese esquema solo establecen votaciones de gobernadores a mediados de 2017 y de alcaldes para finales de ese año.

Más: Enviado papal advierte peligro de violencia en Venezuela

"Eso es lo que está planteado, no hay ninguna otra elección en el camino hasta ahora ni pareciera que en el horizonte pudiera definirse otra elección que no sea esa", agregó. Comentó que él ya ha dicho públicamente, y así lo ratifica, que hablar con la oposición "es perder el tiempo", sin embargo, señaló que el Gobierno se ha sentado a conversar con el MUD para procurar alcanzar "una cosa donde haya una sana convivencia política". Señaló que el oficialismo no aceptará, en el marco del diálogo, nada que vaya en contra de la Constitución, y aseguró que la petición de la oposición de unas elecciones adelantadas es una solicitud que viola la Carta Magna.

La MUD ha insistido en que el próximo viernes se debe informar al país sobre los resultados del diálogo que no deben ser otros que el anuncio de unas elecciones presidenciales adelantadas, así como la liberación de los que consideran presos políticos y el respeto al poder Legislativo que actualmente es controlado por la oposición. La oposición advirtió que de no haber resultados para esa fecha, se levantará de la mesa de diálogo. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, por su parte, pidió  al MUD que no ponga un "ultimátum" al diálogo y exhortó a no crear "falsas expectativas", y al mismo tiempo advirtió que la "revolución continuará" es "irreversible" y él no saldrá de la sede de Gobierno "ni con votos ni con balas".

Oposición

Por otro lado la oposición venezolana respondió ayer a la carta enviada por el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, en la que exhorta a las partes a no abandonar el diálogo político que se inició hace una semana, y le indicó que su deber al auspiciar estos encuentros debe ir de la mano de una promoción de elecciones.

También: Almagro dice que mediación debe convencer a Maduro de respetar Constitución

La respuesta de la oposición a Samper fue transmitida en una misiva firmada por el secretario general de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Jesús Torrealba, en vista de que el representante de la Unión de Naciones Suramericana (Unasur) envió una carta dirigida tanto al Gobierno como a sus adversarios el viernes pasado.

Torrealba sale al paso a la petición de Samper que en su carta exhortó a las partes a "no crear falsas expectativas" con respecto a los resultados del diálogo, un proceso que también acompaña el Vaticano.

"Obviamente, el rol de quienes desde afuera acompañan de buena fe este proceso no es el de calificar como 'verdadera' o 'falsa' tal o cual expectativa, sino el de ayudar a los venezolanos a crear las condiciones para que sea el pueblo el que decida, a través del voto, cuál 'expectativa' es la que habrá de cumplirse", dice el vocero de la MUD.

Asimismo, señala que "cualquier otra conducta" por parte de los acompañantes los pondría en una posición en la que toman partido por uno de los dialogantes lo que echaría por tierra la "confianza en la neutralidad" de su tarea.

"Lamentamos igualmente que en su amable comunicación no haya dedicado ni una línea a condenar la grave transgresión perpetrada por el régimen que preside el señor Maduro Moros a la premisa de 'respeto, reconocimiento y convivencia entre las partes'", agrega Torrealba.

De inmediato se refirió al hecho de que Maduro haya calificado como "terrorista" el partido miembro de la MUD Voluntad Popular, fundado y liderado por el opositor preso Leopoldo López.

Además: Oposición venezolana pide elecciones en primer trimestre de 2017

30 de octubre inició el diálogo del Gobierno con la oposición con pocos avances.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus